19 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

A una semana de las elecciones

México camina rumbo a las elecciones más grandes en su historia...

Compartir en Facebook A una semana de las eleccionesCompartir en Twiiter A una semana de las elecciones

México camina rumbo a las elecciones más grandes en su historia, el primero de julio elegirá presidente y en además 8 estados buscan un gobernador o gobernadora; y Ciudad de México renovará su Jefatura de Gobierno, eso representa un cuarto del país y la constante en las tendencias es la derrota de los partidos tradicionales y, en el caso específico de Quintana Roo, aunque numéricamente Morena no obtendría los triunfos esperados, aun así le alcanzará para dominar poblacionalmente hablando.

En cinco de esas ocho la tendencia favorece a Morena: Distrito Federal, Chiapas, Morelos, Tabasco, Veracruz, aunque con márgenes muy cerrados; el PAN mantendría el poder en Guanajuato y Yucatán; Puebla está empatada en preferencias entre PAN y Morena; y en Jalisco, Movimiento Ciudadano obtendría su primera gubernatura.

Ahora bien, a excepción de Tabasco y el Distrito Federal –donde el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador tiene mayor influencia-, las tendencias son cerradas y por lo menos 15 portales noticiosos nacionales y locales muestran que partidos como el PAN y PRD dependerán de la operación que realicen el día de la jornada electoral, al más puro estilo tricolor. Por cierto, el PRI, a excepción de Yucatán, no tiene ninguna posibilidad de triunfo.

Otro factor que incidirá fuertemente es el llamado que han hecho los partidos para ejercer el “voto cruzado”, que consiste en votar por candidatos de distintos partidos para elecciones diferentes; López Obrador ha insistido en el llamado a votar todo por Morena, pero sus adversarios han hecho invitaciones a ejercerlo de manera diferenciada en los candidatos locales; ciertamente, se advierte como la aceptación de una derrota adelantada y la idea es construir contrapesos en el Poder Legislativo, esta parece la opción más racional teóricamente hablando, pues un poder sin esos contrapesos tiende siempre a los excesos.

En lo que respecta a Quintana Roo, el ánimo público indica que Morena triunfará en la elección presidencial, pero sí habrá diferenciación del voto, pues confiados en la “ola morenista”, la selección de candidatos obedeció a criterios hasta ahora desconocidos, pero que claramente no están relacionados con su capacidad de triunfo y la reacción en la geografía estatal también es diferente.

Por ejemplo, en los municipios de Othón P. Blanco, Cozumel, Solidaridad y Benito Juárez los resultados parece serán muy diferentes; en los primeros dos Morena postuló a dos ex priístas para las alcaldías y en los segundos son ciudadanos surgidos de otras fuerzas, eso solo en lo referente a su origen, a lo que deben sumarse los factores exógenos como las luchas internas de los partidos y las rupturas en las coaliciones. Sumado todo, permitirá la diferenciación en los resultados.

Así, diferentes colegas analistas y periodistas coinciden en que, en Quintana Roo, Morena no obtendría más de cuatro alcaldías, pero las dos que sí ganará, de nuevo, Benito Juárez y Solidaridad, representan tres cuartas partes de la población total de la entidad, es decir, en términos llanos, Morena gobernará desde este 2018, a la mayoría de la población quintanarroense, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios