15 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

Es sumar, no claudicar

Inaudito e inaceptable: dos conceptos para describir lo propiciado por un grupo reducido de la Policía

Compartir en Facebook Es sumar, no claudicarCompartir en Twiiter Es sumar, no claudicar

Inaudito e inaceptable: dos conceptos para describir lo propiciado por un grupo reducido de la Policía Municipal de Benito Juárez, una rebeldía que obligó a reaccionar a las autoridades de los tres niveles de gobierno no sólo por tratarse de Cancún (el principal destino turístico supuestamente tras ello “a merced del hampa”), sino porque la nueva dinámica en torno a la seguridad amerita mano firme.

La presidenta municipal, Mara Lezama, lo planteó en los siguientes términos: “Las acciones llevadas a cabo el lunes pasado por algunos elementos de la Policía Municipal son inaceptables, y bajo ninguna circunstancia deben repetirse”. Pese a todo, se impuso el orden.

En principio, cabe reconocer dos aciertos de la presidenta: admitir que son escasos e insuficientes los recursos para fortalecer las capacidades municipales en seguridad, y más importante aún, la decisión de unir esfuerzos principalmente con el gobierno de Carlos Joaquín González bajo el esquema de mando único, próximo a consolidarse en la demarcación con mayor incidencia.

Porque las anteriores administraciones reconocían “a modo” que esos recursos no eran suficientes, y entonces culpaban a las administraciones de más arriba por los malos resultados en la materia. Mara, en cambio, sostiene estar “comprometida en hacer lo que sea necesario para lograr la paz del municipio”. Y eso implica sumar voluntades, no supeditarse a otros intereses ni rendirse ante nadie como critica un sector que, paradójicamente, ha puesto de ejemplo en seguridad a Yucatán, donde el mando centralizado ha funcionado óptimamente.

Pero no es una decisión unilateral de la primer edil, del gobernador o del secretario de Seguridad Pública estatal, Alberto Capella, el artífice de los últimos golpes a la delincuencia y orquestador fundamental del “nuevo modelo” de colaboración denominado “convenio” en los comunicados oficiales, sino del Cabildo, cuyos representantes populares coinciden plenamente con lo anterior, y aprueban en consecuencia.

En definitiva, se trata de que las estrategias policiales estén reguladas bajo una misma visión y entreguen mejores cuentas al ciudadano; en tanto, no solamente se depura a la corporación cancunense, sino que se capacita, equipa y conduce a sus elementos, priorizando esa labor primordial a veces desatendida por un mal mayor: la prevención social.

Desde diversos frentes han destacado la determinación. Los inconformes son menos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios