14 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

La herencia de hoy

A unas horas de la jornada electoral del domingo 1 de julio, las autoridades municipales afinan el “corte de caja”.

Compartir en Facebook La herencia de hoyCompartir en Twiiter La herencia de hoy

A unas horas de la jornada electoral del domingo 1 de julio, las autoridades municipales afinan el “corte de caja”, evaluando los avances y las carencias, quizá en su justa dimensión, como no ocurre durante el desarrollo de la administración.

En este último tramo los saldos son los que valen y no tanto los planes con discurso. Es que no hay tiempo: es imposible maquillar los hechos a estas alturas, ya que sigue el proceso de entrega-recepción y las auditorías, insoslayables por ley.

En el Benito Juárez de Remberto Estrada Barba hay calma y certezas. Contrario a lo que se pudiera especular por el tema de la inseguridad, los de Cancún, que son los primeros en reconocer el tamaño de la problemática señalada, sacan cuentas alegres. Principalmente en dos asuntos: el no endeudamiento y la infraestructura urbana con beneficio social.

Respecto a la no deuda, el secretario general Guillermo Brahms González destaca en exclusiva que entregarán las arcas sanas. Lo anterior contiene una “gracia”, ya que nos habíamos mal acostumbrados a los desfalcos y a los “meses de Hidalgo”. En los cierres, había presidentes prófugos, encarcelados o acusados de enriquecimiento.

No debe olvidarse que más allá de Benito Juárez ha pasado lo mismo. Solidaridad es un caso referencial. A la fecha prosiguen las investigaciones contra ex servidores públicos, por lo que el daño al patrimonio ha sido común en un estado donde reinaba la impunidad. Y eso debe estudiarse como promesa cumplida y no como extrañeza.

Respecto a la infraestructura, Brahms se refiere a que la “cereza del pastel” es el cambio de 52 mil luminarias cuyo avance fija en más del 25% y asegura que antes del 29 de septiembre (último día del actual gobierno) el 100% estará funcionando.

Lo hemos sostenido en anteriores entregas: no solo se trata de modernidad, sino de justicia social; porque empezaron la sustitución en las zonas más aisladas e históricamente marginadas. La primera fue en Corales, en el último rinconcito de la ciudad, y desde ahí hacia las regiones 200, entre otras.

En Seguridad Pública confirman que en los polígonos donde han sido cambiados los focos se comprueba una incidencia delictiva a la baja y mayor participación ciudadana, tal cual se previó con el anuncio de la faena. Habrá que corroborar si efectivamente dieron luz a “las partes más oscuras” (en sentido literal y figurado).

Respecto a los pendientes, sobrarían si somos drásticos. A sus 48 años Cancún es un bebé con síntomas de enfermo porque durante décadas se le explotó sin previsiones. Pero la inseguridad -acotando el análisis- es el cáncer que debe frenarse cueste lo que cueste, no solo por la imagen turística, sino por apuntalar la estabilidad política y el crecimiento económico que le caracteriza desde hace años.

Todos han dejado herencia, buena o malo. El tiempo demostrará cuánto vale la de hoy.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios