19 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Nadie sabe para quién trabaja

Sala Regional Xalapa, está a punto, de tomar la decisión más importante...

Compartir en Facebook Nadie sabe para quién trabajaCompartir en Twiiter Nadie sabe para quién trabaja

El Tribunal del Poder Judicial de la Federación, en su Sala Regional Xalapa, está a punto, acaso en los primeros días de la semana que viene, de tomar la decisión más importante para las elecciones locales en Quintana Roo del 1 de julio, porque se trata del más importante de los 11 ayuntamientos y el asunto en particular ha sido el más comentado del proceso en curso. Los dirigentes de Por México al Frente confían en que se les de la razón.

Ninguna de las campañas a presidente municipal en el estado ha recibido tanta atención como la de José Luis Toledo Medina en Cancún, y eso que aún no le ha sido confirmada en tribunales su postulación por la coalición entre los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano.

Las primeras ocho columnas se las llevó cuando el Comité Ejecutivo Nacional perredista tardó hasta el último momento en decidir la candidatura; el apoyado por las dirigencias estatales de los aliados era “Chanito”, ex priista –¿quién no?–, con la decidida oposición del diputado Emiliano Ramos Hernández, que –ese sí– cuando imprime su huella digital lo que queda en el papel es un bonito sol azteca. Por amplia mayoría, el ungido fue el primero. La inconformidad de del hijo de Salvador, apoyado por su “prima” la diputada federal Ivanova Pool Pech, lo único que logró fue atraer más reflectores hacia José Luis.

Después vino el rechazo del Instituto Electoral de Quintana Roo a su solicitud de candidatura aduciendo falta de comprobación de residencia. ¡Otra vez a las portadas y a los teasers de los informativos! La discusión sobre la validez de su documentación se mantuvo en primer plano durante varios días: según sus detractores –el derrotado Emiliano, a la cabeza– la constancia de residencia expedida por el Ayuntamiento de Benito Juárez era apócrifa, mientras que los chanistas aseguraban que el aspirante, que la solicitó y obtuvo de manera legal, no tenía la culpa de las fallas burocráticas que el documento presentaba, como la falta de folio.

Tras la evidente impugnación, el asunto pasó al Tribunal Electoral de Quintana Roo, que avaló la resolución del Ieqroo, rechazando la candidatura y ordenando un nuevo procedimiento de registro. Más cabezas principales y notas destacadas.

Como los tres partidos insistieron en que José Luis fuera su candidato lo volvieron a registrar pero, como era previsible, el órgano electoral administrativo volvió a rechazar la inscripción regalándole más propaganda a quien intentan boicotear a toda costa debido a notorios intereses oscuros.

A la vorágine noticiosa, las declaraciones, ruedas de prensa y toda la parafernalia de la opinión pública en la que se mencionaba a Chanito habría que agregar que los partidos de Por Quintana Roo al frente han estado realizando campaña sin candidato, como un intenso mantenimiento; en caso de obtener la candidatura Toledo Medina llegará a la contienda sin haber perdido un ápice del notable posicionamiento que ya tenía, pero seguramente con un conocimiento por parte del electorado mucho mayor, lo que lo pondría al tú por tú por su muy conocida rival, que además cuenta con la fuerza de Morena y Andrés Manuel López Obrador.

Ahí van los perredistas, los panistas y los de Movimiento Ciudadano con palas, picos, un camión de asfalto y maquinaria a tapar un gigantesco bache que llevaba más de 15 años formando parte del paisaje en una calle de Cancún. En cuatro días la vía estaba pavimentada. ¿Por qué andan haciendo eso si no son autoridad ni tienen candidato a alcalde en campaña? Pues para no perder el tiempo –y el terreno– que los tunantes órganos electorales estatales quisieron arrebatarle a su candidato. Si se erige como tal, quién sabe si Chanito habrá perdido o habrá ganado con la guerra sucia emprendida contra él por las instituciones.

 

Helada madrina

 

Al arrancar su campaña, Fernando “El Chino” Zelaya no se fue como todos por los temas de baches, basura o transporte público –que, por cierto, es su tema–, sino por la reactivación de la economía de Othón P. Blanco y su capital, Chetumal

La ciudad que busca gobernar impulsado por la coalición Por Quintana Roo al Frente “está destinada a ser el centro distribuidor de visitantes dentro del plan para dar un giro a la economía del sur de Quintana Roo con el establecimiento de un nuevo motor del desarrollo sustentado en el turismo de baja densidad

En la primera semana de campañas, Fernando Zelaya se percibió más consolidado y poseedor de las que nos han parecido, con mucho, las mejores propuestas. No ha sido solo la arenga “vota por mí”, sino que cada jornada ha lanzado ideas muy sólidas de desarrollo. Las calles y su gente, las colonias y los pequeños comercios, hoy tan alicaídos, han recibido la visita del candidato de la coalición PAN-PRI-MC, sí, pero la sociedad othonense toda se ha empezado a enterar de las propuestas del diputado de la XV Legislatura con soluciones que dejan atrás la inmediatez.

El miércoles, por ejemplo, ratificó que “la cultura y el deporte serán ejes primordiales en su gobierno de ser favorecido por el voto de la mayoría, por lo que en su administración se crearán los consejos de cultura y deportes, en los que participará la ciudadanía y expertos en cada una de las ramas de la cultura y las artes y en todas las disciplinas deportivas”.

Hoy la cultura, las artes y el deporte prácticamente no existen.

El jueves, en conferencia de prensa, expresó que “es necesario que el Ayuntamiento capitalino asuma un rol proactivo para generar y aprovechar oportunidades y considere todas las coyunturas para crear fuentes de empleo mejor remuneradas”, pero no lo dejó en el aire al ejemplificar con la ampliación del aeropuerto de Chetumal que en este momento se lleva a cabo y las inversiones que se realizan en las zonas arqueológicas de Xcabal y Chakanbakán. Habrá chamba, pues.

No todo lo puede hacer el gobierno municipal, por lo que hay que estar atentos a las circunstancias en todos los órdenes, a los esfuerzos federales y estatales, para conectar con un desarrollo que genere empleos, oportunidades de negocios y actividades productivas.

Al menos tiene ideas frescas.

 

La dicha inicua…

Si de propuestas de gobierno se trata en las campañas electorales, hay que reconocerle al Instituto Nacional Electoral que está haciendo un esfuerzo importante, interinstitucional para superar la Edad de Piedra en el comportamiento de los candidatos y partidos pero –muy importante– desde el punto de vista del ciudadano, del elector exigente e informado.

El miércoles se efectuó la presentación de la plataforma del “Voto Informado 2018” con el objetivo de impulsar la participación ciudadana y el fortalecimiento de cultura cívica en el proceso lectoral en curso.

Si los candidatos no hacen su chamba en las campañas –que debería consistir en informar a los votantes sobre el perfil, propuestas y posturas de los candidatos a puestos de elección popular postulados por todos los partidos políticos, así como por la vía independiente, la plataforma lo hará y, salvo que se le antoje mucho una torta, un Gansito y un refresco, ya ni siquiera tendrá que dejarse acarrear a los mítines para saber quién es quien.

La vocal ejecutiva del capítulo Quintana Roo del INE Claudia Rodríguez Sánchez informó que se trata de una iniciativa que la Universidad Nacional Autónoma de México desarrolla a través de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales con base en el uso de las nuevas tecnologías de la información.

Ahora sí no podrán venirnos con cuentos: la ciudadanía tendrá acceso a información veraz y pertinente acerca de las propuestas de los candidatos, su trayectoria y las posturas sobre los temas más relevantes para el desarrollo de nuestro país.

Claudia Rodríguez puso énfasis en que se busca que sobre todo sean los jóvenes de entre 18 a 29 años los beneficiarios de esta información, pues representan aproximadamente un 30 por ciento de la lista nominal, llegando al 40 si se amplía el rango hasta 34 años.

¿Quién dice que ya no se puede avanzar en democracia? Al menos en la presentación de la plataforma, nos quedamos con la idea de que tendremos elementos para deshacernos de muchos candidatos huecos, vacíos… ¡y de uno que otro pillo!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios