19 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

No endeudarse: sana intención

Cristina Torres Gómez seguramente tenía la intención de heredarse a sí misma finanzas sanas.

Compartir en Facebook No endeudarse: sana intenciónCompartir en Twiiter No endeudarse: sana intención

La candidata de la coalición Por Quintana Roo al Frente a la presidencia municipal de Solidaridad Cristina Torres Gómez, que renunció al gobierno municipal para contender de nuevo por el cargo, seguramente tenía la intención de heredarse a sí misma finanzas sanas, así que hizo lo necesario para ajustarse al presupuesto y los ingresos propios de la demarcación –que hay que decir que es una de las dos únicas que los tiene entre las 11 del estado–, y ahora puede con bastante solvencia enarbolar esa bandera en campaña.

Casi pasaron inadvertidos los sondeos del gobierno de Carlos Joaquín González sobre la posibilidad de variar su política financiera, que ante los escandalosos endeudamientos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, que nos tienen entre los primeros lugares nacionales per cápita en el rubro, tuvo que ser, por lo menos con fines de campaña, la promesa de cero empréstitos.

A principios de la administración los pasivos se renegociaron. Hemos sostenido que se hizo de manera correcta, pero ante la población, los medios y la opinión pública en general no fue tan fácil dorar esa píldora, mas sin la medida, que parecía contraria a lo prometido en campaña, Carlos Joaquín, literalmente, no habría podido pagar ni los recibos de la CFE.

La actual secretaria Yohanet Torres Muñoz, proveniente por cierto de la administración municipal de Playa del Carmen, dio indicios de una nueva maniobra financiera sin causar mayores sobresaltos. No tardaremos en saber de un nuevo refinanciamiento pues con todo y austeridad más reingeniería la Sefiplan pasa las de Caín. Si tiene que ser, será, aunque es algo que no pasará antes del 1 de julio.

Pero el hecho de que el endeudamiento sea un motivo de preocupación mayor para un gobernante nos hace pensar que, en caso de ser necesario, se haría dentro de la máxima racionalidad. Por razones electorales Roberto Borge quitó las tenencias, ¡pero vaya que nos salió más caro a los quintanarroenses!

Le creemos a Cristina Torres cuando dice que su política seguirá siendo de “cero préstamos nuevos, cero endeudamiento más para los solidarenses; sino al contrario, ir mejorando la calificación para volver a tener las condiciones necesarias y renegociar la tasa para volverla a bajarla”. Magnífica intención que la contienda disfraza de promesa, pero estimula que su postura sea esa, aunque no podríamos asegurar que siempre sea posible sostenerla.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios