25 de Septiembre de 2018

Chetumal

‘Oro verde’: cultivo del jalapeño a punto del olvido

Plagas, la falta de apoyo y cambios climáticos provocaran la extinción de esta actividad.

Pocas de las plantaciones que aún laboran.(Juan Rodríguez/SIPSE)
Pocas de las plantaciones que aún laboran.(Juan Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘Oro verde’: cultivo del jalapeño a punto del olvido Compartir en Twiiter ‘Oro verde’: cultivo del jalapeño a punto del olvido

Juan Rodríguez/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- En la historia y la memoria de los habitantes de la zona de Nicolás Bravo, quedó grabada la bella época del “oro verde”: el cultivo del chile jalapeño, actividad que dejaba miles de empleos a familias enteras y una importante derrama económica.

Eso ya solo es cosa del pasado. En la actualidad son pocos los campesinos que aún se mantienen en dicha actividad.

En sus tiempos de máximo rendimiento en Quintana Roo se llegaron a producir más de 50 mil toneladas de chile jalapeño, actividad en la que intervenían niños, mujeres adultos y ancianos, platica Reinaldo Guzmán, uno de aquéllos productores de antaño.

También te puede interesar: Ataca la mosca pinta: afecta cultivo de maíz y caña

Para los campesinos de entonces no aplicaban los derechos humanos para los niños trabajadores, ni temían la Ley del Trabajo que castiga a los patrones por darle empleo a menores de edad, quienes se ganaban la vida en el corte del picante.

Pero esto ya solo está en la historia, de 50 mil toneladas se redujo a solo 5 mil, en este año son poco los productores que sembraron picante y por lo consiguiente se redujo el volumen a cosechar, según dice Reinaldo Guzmán, quien junto con su padre, don Antonio Guzmán, se niega a abandonar este cultivo.

Recuerda que desde los primeros días del mes de octubre iniciaban la cosecha, salían hasta 20 tráileres cargados del picante con destino al centro del país.

Cuando llegaban las fiestas decembrinas, las familias tenían recursos para festejar su navidad y año nuevo.

Pero las plagas, la falta de apoyo del gobierno y los cambios climáticos obligaron a los productores a olvidarse del “oro verde”.

Para la mala fortuna de los campesinos que se dedicaban a la siembra del jalapeño, hace tres años falleció uno de sus principales brazo derecho, don Saúl López, quien realizaba las funciones de una financiera entregando recursos por adelantado a cambio de que le pagaran al llegar la cosecha, y aunque era un intermediario entre el productor y el mercado (coyote), lo consideraban “un mal necesario”.

Fue en los años 80 cuando se tuvo la mayor producción, señala don Antonio Guzmán: “las plagas eran pocas, las condiciones climática eran otras, los insumos más baratos y los apoyos del gobierno se entregaban al campesino. Hoy estos apoyos ya no existen, pero además las condiciones climáticas se agravaron y las plagas sí se incrementaron y esto llevo a terminar con la siembra de chile jalapeño”, añade el veterano campesino.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios