12 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

A quiénes deberíamos consultar

En pocas horas se sabrá el resultado de la consulta de Andrés Manuel López Obrador...

Compartir en Facebook A quiénes deberíamos consultarCompartir en Twiiter A quiénes deberíamos consultar

En pocas horas –dependiendo del momento en que el lector nos esté dispensando el favor de su atención– se sabrá el resultado de la consulta de Andrés Manuel López Obrador sobre el Tren Maya; el Tren Interoceánico para desarrollar el Istmo de Tehuantepec; la refinería de Dos Bocas, en Tabasco; la plantación de árboles frutales y maderables en un millón de hectáreas; el aumento de la pensión para los adultos mayores de 68 años; el otorgamiento de becas y capacitación laboral a 2.6 millones de jóvenes que no tienen oportunidades de estudiar ni de trabajar –los “ninis”–; las becas para los estudiantes del nivel medio superior de escuelas públicas; las pensiones a un millón de personas con algún tipo de discapacidad; el acceso a la atención médica y medicinas para la población que no cuenta con servicios de salud, y la cobertura gratuita de internet en carreteras, plazas públicas, centros de salud y escuelas.

El resultado ya lo sabemos, pues a pesar de que no es cierto que las consultas hayan estado amañadas al poner casillas solo en lugares en los que el Morena y su líder son naturalmente favorecidos –en Saltillo, exempli gratia, hubo casillas, y ahí nadie lo quiere–, lo cierto es que quienes tienden a acudir a votar son los seguidores del ya casi presidente y que, aun con algún desgaste por decisiones tomadas antes de rendir protesta, sigue teniendo enorme popularidad entre el electorado. Se ve muy difícil que pierda alguno de los 10 puntos que se sometieron a la opinión ciudadana.

Helada madrina

El más interesante para la discusión sin duda es el Tren Maya que, junto con el Tren Transoceánico de Tehuantepec, proyectos emblemáticos para el gobierno entrante y el primero en particular para Quintana Roo, del cual el gobernador Carlos Joaquín González ha sido una de los más conspicuos defensores entre los estados beneficiados y/o afectados.

Hace una semana un grupo de medio millar de académicos y especialistas envió una carta al presidente electo para detener la consulta ciudadana sobre Tren Maya y la del Corredor Comercial y Ferroviario del Istmo de Tehuantepec, las cuales se realizaron este fin de semana, y frenar el inicio de la construcción de la ferrovía peninsular planeado para el 16 de diciembre.

Entre los dos proyectos ferroviarios, aseguran los académicos, seis estados afectados por lo menos están considerados como “hábitats críticos que abarcan áreas con alto valor de biodiversidad”. Hay nombres de gran peso de las más importantes universidades, institutos, asociaciones civiles y lo que el lector se pueda imaginar. Y esto quiere decir que virtualmente todas las personas más conocedoras de los temas implicados en México están en esa nómina multidisciplinaria, y vaya que en su inmensa mayoría son tradicionales polemistas de los consorcios empresariales, los gobiernos neoliberales, los cacicazgos locales, la corrupción y todo lo que a fuerza de 18 años de lucha lopezobradorcista conocemos como “mafia del poder”. Es más: no sería exagerado decir que prácticamente todos han apoyado a quien será el presidente a partir del próximo sábado.

Mas amén del enorme peso intelectual y académico de los firmantes, aquí hemos llamado al lector a reflexionar sobre la tensión entre desarrollo: mexicanos que nunca han poseído nada –ni la seguridad de la comida diaria para sus familias–, el cuidado del medio ambiente –principal preocupación de la intelligentsia mexicana– y la inversión privada, que debe ser resuelta sin extremismos. Creemos que estos proyectos subsidiarios que defienden Andrés López y Carlos Joaquín idealmente debería resultar en que se haga realidad esta oportunidad de una mejor vida para muchas familias pobres pero con el máximo cuidado al medio ambiente, sin depredadores empresariales pero tampoco yihadistas verdes. Sí: el pueblo es “sabio”, pero más lo son los especialistas con lustros de estudios e investigaciones cuando de temas de su especialidad se trata. También merecen ser consultados o, por lo menos, tomados en cuenta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios