09 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

Pagan por plata, pero les dan alpaca

Turista defraudado mencionó que el vendedor no le entregó la nota venta.

Los negocios compran la “alpaca” en el Distrito Federal, para ofrecerla como plata. (Archivo/SIPSE)
Los negocios compran la “alpaca” en el Distrito Federal, para ofrecerla como plata. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Pagan por plata, pero les dan alpacaCompartir en Twiiter Pagan por plata, pero les dan alpaca

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Se disfrazan de joyerías con venta de plata para vender a los turistas piezas de “alpaca”, de esa forma defraudan a los turistas que al poco tiempo de uso se dan cuentan del robo cometido.

Son tiendas establecidas o comercios que se ubican principalmente en el Mercado 28, Plaza Bonita, Puerto Morelos y la Quinta Avenida en Playa del Carmen. Ofertan plata de Taxco, Guerrero; sin embargo, esta en realidad se trae del Distrito Federal o la zona libre de Belice y sólo es bisutería.

Robert Murano, originario de Canadá, es uno de los casos que pagó 45 dólares por una pieza. Era un dije que regaló a su esposa, que ahora ya se está despintando, aunque el vendedor de la tienda Fly Market, ubicada en Puerto Morelos, le aseguró que la pieza era de plata.

También te puede interesar: Apoyan batalla contra venta de joyería falsa

No ha recuperado su dinero y ahora su lucha incansable es para que clausuren este tipo de lugares que sólo se dedican a estafar a los extranjeros, que  compran dichas piezas a precios altos.

Relata que conoce de dos casos más de amigos, a quienes les sucedió lo mismo, que cuando llegaron a sus países de origen detectaron el fraude cometido.

En su caso se acercó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para que lo defendieran como consumidor, pero esto no sucedió, ya que a la dependencia no se le entregó el comprobante de pago. Y aunque son muchos los turistas defraudados, sólo pocos obtienen su dinero por la pieza que compraron.

Inmovilización de mercancía

El año pasado, la Profeco detectó apenas dos casos de personas a las que engañaron con la venta de “alpaca”, en uno de los casos lograron inmovilizar la mercancía de un negocio; sin embargo, para que la Profeco realice una visita de verificación es necesario presentar una denuncia que pocas veces hacen los turistas. 

Personal de la dependencia explicó que estos llegan, ponen la queja, pero cuando se da una fecha de conciliación estos ya regresaron a su país. 

La Cámara Nacional de la Industria de la Platería y Joyería de  Quintana Roo, ve esto como uno de los problemas más graves que tiene este sector, ya que el turista se lleva una mala imagen del lugar y recomienda a sus amistades no comprar en las joyerías del lugar. 

Ubicación de joyerías

Actualmente hay 400 joyerías registradas en la entidad. Dichos lugares, en su mayoría, compran la “alpaca” en el Distrito Federal, para ofertarla como plata, y dependiendo del turista, estos lanzan la oferta hasta que convencen al comprador, sin darles notas de venta que avalen la compra. Dichos negocios operan en Cancún, Playa del Carmen y Puerto Morelos con más frecuencia. 

Uno de los vendedores de alpaca comentó que esta es una de las formas de ganar dinero. Desde hace años tiene su negocio cerca del Mercado 28. La mercancía se trae del centro del  Distrito Federal, esperan que llegue el turista para lanzarle una oferta de la pieza, que en ocasiones es hasta 300% mayor al costo real.

En Puerto Morelos, la Asociación de Artesanos no ha recibido quejas o denuncias de la venta de alpaca. Trinidad Vázquez, representante de la asociación, detalló que las personas que conforman el proyecto tienen un código de ética, y de ser detectados quedan fuera de la asociación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios