14 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Optan por pagar mordidas para vender en la calle

Los comerciantes informales prefieren darle 200 pesos semanales a un inspector para que no sean retirados.

Algunas personas que se dedican al ambulantaje deben pagar su cuota, que semanalmente dependerá del tamaño y de lo que se vendan. (Redacción/SIPSE)
Algunas personas que se dedican al ambulantaje deben pagar su cuota, que semanalmente dependerá del tamaño y de lo que se vendan. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Optan por pagar <i>mordidas</i> para vender en la calle Compartir en Twiiter Optan por pagar <i>mordidas</i> para vender en la calle

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En Cancún los comerciantes que laboran en las calles sin permiso de la dependencia Comercio en la Vía Pública optan por pagar “mordidas” a los inspectores para que no sean retirados, lo que para algunos se ha convertido en una práctica usual.

Pepe (nombre ficticio), vendedor ambulante, explicó que cada martes desde hace ya más de un año paga a un inspector 200 pesos para que lo deje trabajar sin permiso, el cual no obtiene ya que el Ayuntamiento no accedió a dárselo. Pepe agregó que para él es mejor trabajar como informal, ya que se ahorra el pago de renta, servicios y ser molestado por las autoridades. El llega cada mañana con su mesa, un banco, una hielera para vender tacos de canasta y con eso “sobrevivir” económicamente.

Así como él muchas personas que se dedican al ambulantaje deben pagar su cuota, que semanalmente dependerá del tamaño y de lo que se venda. Los 800 pesos mensuales que desembolsa ascienden a lo que pagaría cada 30 días por un permiso formal, ya que estos van de 350 a 585 pesos. Sin embargo, se ahorra más de ocho mil pesos como comerciante informal.

Héctor Vladimir Vallejo Molina, director municipal de Comercio en la Vía Pública, mencionó que se han detectado a más de 70 ambulantes sin permiso, la mayoría en las franjas ejidales, a quienes les dan una oportunidad de regularizarse ya que la mayoría comenta que es la primera vez que sale a vender a la calle.

Ante esta situación detalló que la dependencia sabe de dos pseudo inspectores que extorsionan a los ambulantes,  pero aún no los identifican pues los comerciantes no los denuncian. Actualmente cuentan con tres coordinadores que vigilan a más de 25 inspectores para evitar este tipo de prácticas. El funcionario exhortó a los vendedores ambulantes para que se acerquen al municipio y denuncien estos hechos.

El entrevistado informó que cuentan con más de 800 solicitudes de personas que desean un permiso, algunas solicitudes son de la administración anterior, pero será hasta marzo cuando la comisión que conforman tres regidores y cuatro directores evalúe a quiénes se les otorgarán los permisos. Dijo que la mayoría cuenta con un tipo permiso con multa en la que cada mes deben desembolsar de 600 a 650 pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios