20 de Junio de 2018

Chetumal

Lluvias favorecen las ventas de panaderos en Chetumal

Esperan 80 industriales de la panificación el arranque del segundo semestre del año con ganancias del 70%.

Los precios se mantienen en cuatro pesos la pieza de pan salado (barras) y cinco pesos el dulce. (Enrique Mena/SIPSE)
Los precios se mantienen en cuatro pesos la pieza de pan salado (barras) y cinco pesos el dulce. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Lluvias favorecen las ventas de panaderos en Chetumal Compartir en Twiiter Lluvias favorecen las ventas de panaderos en Chetumal

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- El pronóstico de ventas que 80 industriales de la panificación en Chetumal esperan para el arranque del segundo semestre del año es de 70% en promedio, ya que al iniciar la temporada de lluvias y bajas temperaturas, según la tendencia marcada año con año, eleva el gusto de consumidores por el pan salado y dulce y esto ocasionaría la tan esperada estabilidad financiera del negocio.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Panificación (Canainpa) en Chetumal, José Villanueva García, explica que durante los seis meses que abarca de julio a diciembre, las ventas promedio de 20% marcadas durante los primeros seis meses del año se elevan considerablemente para todo el sector productivo.

En tanto, los precios se mantienen en cuatro pesos la pieza de pan salado (barras) y cinco pesos el dulce, como finalizaron el año 2012.

La tendencia prevalece en las 80 panaderías locales, siendo los días lluviosos y de bajas temperaturas los que generan mayor utilidad económica.

De este 70% mencionado, 45% les sirve para costear insumos como azúcar, huevo, mantequilla, harina, gas Licuado de Petróleo (LP), entre otros.

Víctor Góngora, enfatiza en el siguiente ejemplo: de 100 pesos que resulta de la venta del día, 45 pesos son utilizados para el pago de materia prima y los 55 pesos restantes se consideran la ganancia.

Caso contrario a las ventas del primer semestre del año, de 100 pesos generados, 45 pesos son para materia prima, 20 pesos es la ganancia y el resto, 35 pesos, representa la pérdida financiera, siendo este último rubro las piezas de pan que se quedan en aparadores y que al día siguiente no pueden ofertarse.

Para este inicio de temporada de buenas ventas, como la califican, a partir del 1 de julio, también se acelera la producción matutina, con la esperanza que el consumo genere la tan esperada captación financiera.

José Villanueva García puntualiza en que la calidad del producto será el factor determinante para la preferencia de un establecimiento que oferta este tipo de producto “fresco”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios