24 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Pandillas callejeras, una realidad en Playa del Carmen

Entre los "Sureños", ‘La 18’ y ‘Los Norteños’ se va la vida de los jóvenes inmersos en una banda delictiva.

Para pertenecer a determinadas pandillas, los jóvenes deben realizar ciertas pruebas para antes de ser aceptados. (Octavio Martínez/SIPSE)
Para pertenecer a determinadas pandillas, los jóvenes deben realizar ciertas pruebas para antes de ser aceptados. (Octavio Martínez/SIPSE)
Compartir en Facebook Pandillas callejeras, una realidad en Playa del CarmenCompartir en Twiiter Pandillas callejeras, una realidad en Playa del Carmen

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- A sus 15 años ya había vagado por los barrios de Playa del Carmen y ahora con 21, ‘Maliguari’, como le apodan,  aún cuenta sus anécdotas matizadas de ciertos sarcasmos y otros no tanto que son tiznados por el hecho de pertenecer a los “Sureños”,  uno de los 98 grupos de pandillas que hay en la ciudad.

Aunque su rostro dice mucho de la estructura suburbana a la que pertenece, nunca será un motivo de cohibición o de vergüenza, pues para pertenecer a uno de estos grupos se tiene que pasar por algunas pruebas, lo que al final resulta un orgullo para ellos.

“Creo que uno no decide querer pertenecer a la banda, son las circunstancias, así me pasó  a mí, cuando conocí a la banda, entonces vivía en el Ejido, recuerdo que tenía como 15 años (…) primero me invitaron a las fiestas, son de ´traje´, hay de todo, chelas, tabaco, de todo, se puede fumar (mariguana)”, narra Maliguari.

No obstante cuando se realizan aquellas fiestas o ‘party’, son donde se llegan a relacionar con miembros de la pandilla a la que quieren pertenecer,  pero también es ahí que se corre el riesgo de conocer a personas que resultan ser abusivos con los aspirantes.

También te puede interesar: Revienta batalla campal entre dos pandillas rivales de Playa

Maliguari hilvana sus ideas y cuenta que en este tiempo ha podido observar cómo entre los miembros de la banda a la que pertenece ya no se ha buscado la manera consumir drogas o alcohol a través de los asaltos, que es la forma de obtener el dinero para comprarlas, sino por el contrario, hay muchos integrantes que han logrado conseguir un empleo para poder subsistir, como es su caso, que aun perteneciendo a este grupo, dedica una buena parte de su tiempo a las labores de cocina en un hotel de la Riviera Maya.

“Te puedo decir que he visto de todo en estos años, he visto como luego algunos asaltan a otras personas cuando no hay varo, de que se puede ‘tumbar’  se puede, ¡todo se puede! (…) ahora la mayor parte de las bandas están concentradas en Villas del Sol, es ahí donde hay un representante de ‘los sureños’, de los de ‘la 18’ y ‘los norteños’, ellos son nuestra contraria”, expresa Maliguari.

Y es así como el caso de Maliguari es tan sólo una muestra de las bandas delictivas que hay en la ciudad, pues el programa Chimalli que llevan a cabo especialistas del Sistema para el Desarrollo Integral para la Familia (DIF), ha logrado detectar al menos 98 de estos grupos en Playa del Carmen y 15 en el poblado de Puerto Aventuras.

“Estas bandas delictivas se dedican a grafitear o a estar consumiendo drogas (…) de las drogas que más consumen en primer lugar está la mariguana, en segundo el pegamento y el tercero es el tinnher, que es lo más bajo”, explicó Ricardo Bautista Solís, psicólogo responsable del programa Chimalli.

Programa Chimalli

Dicho programa tiene como objetivo atender a los jóvenes no sólo que están integrados en bandas de este tipo, sino también con la adicción con las drogas y el cutting; las terapias se dan grupales, se realizan recorridos nocturnos y se trabaja de forma directa con las bandas en los barrios de la ciudad.

Cada banda, explica el especialista, la componen miembros de hasta  50 integrantes y se concentran principalmente en Villas del Sol, la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta y la Guadalupana.

“Como punto número uno, ya foco rojo es Villas del Sol (…) en Villas del Sol hay 25 bandas, como van por etapas (construyendo) cada día aumentan en número. En segundo lugar la Colosio”, mencionó.

El especialista aseguró que hay un pleito constante entre bandas, y según Maliguari, como también dijo, hay un constante roce en Villas del Sol, dónde continuamente hay batallas callejeras conocidas como los ‘rocasos’, que tienen como característica principal utilizar rocas como proyectiles para agredir a los miembros del bando rival.

Esto es confirmado por Rodolfo del Ángel Campos, comandante de la Policía Municipal, quien dio a conocer que en dicho fraccionamiento hay en promedio un reporte de riña cada semana, principalmente los viernes y sábados.

“Tenemos asignadas dos patrullas, una caseta móvil, además los reforzamos con vigilancia de otros sectores y si fuera necesario hacemos más presencia con elementos, pero el reporte de Villas del Sol va a la baja cada día”, informó Del Ángel Campos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios