11 de Diciembre de 2018

Cancún

Baleados afectan psicológicamente a los paramédicos

Las llamadas de auxilio por baleados han aumentado en comparación al 2017.

Ansiedad, dificultad para conciliar el sueño, pérdida de apetito son algunos de los síntomas que empezaron a presentarse en los voluntarios de la Cruz Roja. (Sergio Orozco/SIPSE)
Ansiedad, dificultad para conciliar el sueño, pérdida de apetito son algunos de los síntomas que empezaron a presentarse en los voluntarios de la Cruz Roja. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Baleados afectan psicológicamente a los paramédicosCompartir en Twiiter Baleados afectan psicológicamente a los paramédicos

Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La cantidad de hechos violentos de alto impacto que atienden los paramédicos de la Cruz Roja en Cancún no les da oportunidad de recuperación psicológica, por lo que han recibido talleres de especialistas de la Benemérita Institución ubicada en el norte del país, donde la delincuencia lleva más tiempo presente.

Desde hace tres años incrementaron las atenciones a las llamadas de auxilio por heridos de bala, lo que no deja oportunidad de recuperación psicológica a los paramédicos, dijo Amilcar Galaviz, director de la Cruz Roja.

También te puede interesar: Respuesta de ambulancias es más rápida gracias a GPS

De enero al 29 de octubre del 2018, la Cruz Roja brindó los primeros auxilios a 417 personas por hallarlas vivas y con heridas de bala al arribar al sitio de violencia, cifra que rebasa a la del 2017 (en el mismo lapso se atendieron a 338 lesionados).

Síntomas en voluntarios

Ansiedad, dificultad para conciliar el sueño, pérdida de apetito son algunos de los síntomas que empezaron a presentarse en los voluntarios de la Cruz Roja, lo que originó la necesidad de pedir apoyo psicológico a las instituciones del norte del país que han tenido capacitación de sus homólogos en Estados Unidos que van a los sitios en guerra para saber cómo actuar en hechos de violencia.

“Hay compañeros que en una jornada de ocho horas tienen que intervenir hasta en tres ocasiones en hechos de alto impacto, el tener que viajar a alta velocidad y llegar a un área que todavía no es segura y podría haber una repercusión y luego ir al hospital con el riesgo de que los vayan a interceptar y les hagan algo, todo eso no les daba tiempo de procesarlo y aceptarlo sobre todo porque no estaban acostumbrados a ese tipo de situaciones aun cuando ellos trabajan bajo presión”, detalló el director de la Cruz Roja.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios