Chetumal ya tiene su primer parque de diversiones ¡para perros!

Se trata de un espacio en el que las mascotas podrán correr, olfatear y hasta bañarse en una alberca.
|
(Facebook/K'íiwik - Parque canino Chetumal)
(Facebook/K'íiwik - Parque canino Chetumal)

CHETUMAL, Q. Roo.- Las mascotas caninas de Chetumal contarán con un espacio dedicado exclusivamente para su diversión y esparcimiento, con la apertura del primer parque canino en la capital del estado.

Se trata de “K´iiWik”, parque canino, que a decir de sus jóvenes propietarios, Mauricio Pérez Trujillo y Katia Dzul Martín, fue pensado en el bienestar de los peludos.

Mauricio Pérez Trujillo dijo que la finalidad es que los canes tengan un espacio seguro para divertirse y la idea nació junto con su profesión como entrenador de perros, ante la necesidad de un espacio adecuado para entrenar perros.

Además de que en Chetumal no existe un lugar donde se pueda llevar de forma segura a las mascotas, sin riesgos de que los atropellen, peleen con perros callejeros, contraigan enfermedades, entre otros riesgos.

También te puede interesar: Nueva ley de Q. Roo multará a quien abandone a sus mascotas

Expresó que el sitio ofrece un amplio espacio, área de juego segura, piscina, zonas reconfortantes y la principal, seguridad para el perro y sus dueños al saber que su mascota está segura.

Katia Dzul Martín indicó que las mascotas podrán correr libres en el parque, pero las personas tienen que estar pendientes de sus perros.

¿En qué horarios estará abierto este parque canino de Chetumal?

El parque canino abrirá sus puertas de martes a viernes de 3:00 de la tarde hasta las 9:00 de la noche; los sábados y domingos de 9:00 de la mañana a 9:00 de la noche, y la cuota de acceso será de 50 pesos, con tiempo ilimitado.

¿Puede entrar cualquier perro?

El reglamento de acceso canino establece que la mascota debe ser sociable con otros perros y personas desconocidas, portar collar y correa, tener al día sus vacunas y desparasitaciones, no tener garrapatas ni pulgas, ser mayores de cuatro meses de edad y no estar en celo.

Además, el propietario debe acceder a una revisión de rutina de la mascota, hacerse responsable por agresiones o daños ocasionados por su mascota, recoger los desechos, llevar como máximo tres mascotas, no llevar alimento para sus mascotas y depositar la basura en su lugar.