23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Tener hijos causa infelicidad: estudio científico

Mientras hay parejas que buscan la forma de ser padres, un estudio científico indica que muchas personas dijeron ser infelices después del nacimiento de su primer descendiente. (swagger.mx)
Mientras hay parejas que buscan la forma de ser padres, un estudio científico indica que muchas personas dijeron ser infelices después del nacimiento de su primer descendiente. (swagger.mx)
Compartir en Facebook Tener hijos causa infelicidad: estudio científicoCompartir en Twiiter Tener hijos causa infelicidad: estudio científico

Agencia
CANCÚN, Q. Roo.- Si estás ‘deshojando la margarita’ para decidir si tendrás descendencia o no, tal vez esta información llegue en el mejor momento para ti; según la ciencia, tener hijos es causa de infelicidad, por lo menos en los primeros años después del nacimiento.

Un estudio publicado el año pasado en la revista de ciencia Demography, demuestra que convertirte en padre hace que tu vida se vuelva miserable. La investigación fue llevada a cabo por Rachel Margolis, encargado del Departamento de Sociología de la University of Western Ontario,  y por Mykko Myskylä, que trabaja en el Laboratory of Fertility and Well-being del Instituto de Investigación Demográfica de Reino Unido, explica el portal web swagger.mx.

En la mencionada investigación, los autores decidieron explicar la diferencia entre el número de hijos que quiere la gente y el número de hijos que tienen al final. Para hallar respuestas, analizaron una parte representativa de la población alemana. Alemania es un país que está en los primeros lugares mundiales con tasas de nacimiento bajas.

También te puede interesar: ¿Les das nalgadas a tus hijos? Este es el efecto que tendrán

La “culpa” de que convertirse en padres sea una experiencia horrible está en “la disminución del bienestar después del primer hijo”, o la “infelicidad” que conlleva esto.

Para llegar a este resultado, los investigadores preguntaron a los encuestados sobre su calidad de vida en general durante el transcurso de cinco años, a partir de los tres años previos al nacimiento de su primogénito y los dos subsecuentes. A ninguno de los encuestados se les preguntaron cosas sobre paternidad con el propósito de que las respuestas no fueran “fingidas”.

El asombroso hallazgo fue que la desaparición de la felicidad de los nuevos padres no radica únicamente en las noches de desvelo porque el niño llora o a cambiar pañales. Esto va más allá y lo alarmante es que la infelicidad no se sintió por completo hasta uno o dos años después del nacimiento de su hijo.

Otros estudios al respecto

The Washington Post también decidió indagar sobre el tema por lo que evaluaron a varios participantes pidiéndoles que calificaran el grado de felicidad durante momentos importantes en su vida.

Los resultados arrojaron que la gente fue más infeliz cuando nació su primogénito, incluso más que cuando se divorciaron.

El estudio arrojó que algunos efectos de la paternidad que promueven la infelicidad son “la depresión, la aislación doméstica y el deterioro de la relación”.  

Los autores aclaran que estos resultados no incluyen a aquellos que se convierten en papás durante la universidad.  

Situación en Quintana Roo

La probabilidad de que una madre adolescente tenga un segundo embarazo antes de ser adulta es del 70%, de acuerdo con Omar Enrique Martín Gómez, psicólogo del Instituto Municipal de la Mujer (IMM).

“Debido a que las abuelas se hacen cargo de los nietos, tomando el papel de madre otra vez, es muy probable que las niñas se deslinden de su responsabilidad y se vuelvan a embarazar”, mencionó.

El factor principal de que las jovencitas repitan este patrón antes de ser adultas, es la falta de madurez psicológica, esto no las hace analizar la magnitud del asunto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios