23 de Octubre de 2018

Chetumal

Pez Diablo ‘hace de las suyas’ en aguas del mar Caribe

La especie no sólo afecta la calidad y transparencia del agua, sino que también los muelles y estromatolitos.

El pez diablo se lleva los huevecillos de las especies nativas. (Gerardo Amaro/SIPSE)
El pez diablo se lleva los huevecillos de las especies nativas. (Gerardo Amaro/SIPSE)
Compartir en Facebook Pez Diablo ‘hace de las suyas’ en aguas del mar Caribe Compartir en Twiiter Pez Diablo ‘hace de las suyas’ en aguas del mar Caribe

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Bacalar entró en alerta temprana para el combate del Pez Diablo, en espera del resultado del monitoreo practicado en la laguna y sus vertientes, pues se trata de una variedad invasora.

Juan Jacobo Schmitter Soto, biólogo de el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), dijo que la especie no sólo afecta la calidad y transparencia del agua, sino que también los márgenes y muelles utilizados como nido y, sobre todo, a los estromatolitos.

“El pez diablo no es depredador es detritívoro, es decir, come lodito, pero a la hora que va como aspiradora en el fondo se lleva los huevecillos de las especies nativas, pues se le conoce como limpia peceras”, comentó.

También te puede interesar: Pez diablo pone a ‘temblar’ a pescadores de Río Hondo 

Por su nivel de afectación, las autoridades y especialistas en la materia mantienen un monitoreo en las costas, para que al momento de encontrar la especie cerca de Bacalar inicie un proceso de extracción y evitar afectaciones mayores, sobre todo para la industria turística por el aspecto que puede dejar su presencia en la laguna.

“Estamos en la fase de alerta temprana, donde están pendientes las diferentes autoridades y los pescadores y cuando la encuentren harán un programa de extracción, porque no puede erradicar la especie, pero sí en cantidades pequeñas”, puntualizó.

Explicó que su ubicación actual está en el Rio Bravo, del lado beliceño, y cerca de Rovirosa, en el sur de Quintana Roo.

Reproducción 

En esta parte hay el reporte de 40 animales en un año y una hembra deposita tres mil huevecillos, que es considerada una cifra baja en comparación con otras especies marinas invasoras como es el pez león, que pone tres millones de huevos.

Cabe mencionar que la aparición del pez diablo se dio en el lado beliceño en noviembre del 2012, que fue reportado por el departamento de pesca de aquel país, un segundo reporte fue en marzo de 2013 en el mismo lugar.

Schmitter Soto reiteró que la población debe aprender a convivir con esta especie y controlarla para que no represente una amenaza mayor, tal y como sucede en Tabasco, pues nueve de cada 10 peces capturados son pez diablo, que incluso rompe las artes de pesca.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios