23 de Febrero de 2018

Chetumal

Colocan trampas para evitar invasión del 'diablo'

Representa una seria amenaza para el ecosistema lagunar.

Colocaron varias trampas en el Estero de Chac y otros puntos. (Javier Ortiz/ SIPSE)
Colocaron varias trampas en el Estero de Chac y otros puntos. (Javier Ortiz/ SIPSE)
Compartir en Facebook Colocan trampas para evitar invasión del 'diablo'Compartir en Twiiter Colocan trampas para evitar invasión del 'diablo'

Javier Ortiz/ SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Investigadores de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) y la asociación civil Amigos de Sian Ka’an, con apoyo de autoridades municipales de Bacalar, colocaron trampas en diversos puntos del Río Hondo, para frenar su invasión en la Laguna de los Siete Colores, ya que representa una seria amenaza para el ecosistema lagunar.

Manuel Alfredo Chí López, director de Ecología y Medio Ambiente municipal, señaló que cada 10 días estarán revisando las trampas, pues para los pescadores de la Ribera del Río Hondo, ya es común capturar entre sus redes esa especie y temen que se desplace hacia la laguna de Bacalar a través de la conexión que tienen.

También te puede interesar: Turistas dejan en el Sur de Q. Roo 18 millones de dólares 

Dijo que se colocaron varias trampas en el Estero de Chac y otros puntos de esa corriente de agua, que servirá para monitorear la cantidad de animales que existen en el río y buscar alternativas para evitar que ingresen a la laguna de los Siete Colores, cuyo ecosistema es demasiado frágil para una especie de este tipo.

Afirmó que el pez diablo, puede llegar a medir hasta 45 centímetros, aunque se han detectado algunos casos que llegan a medir hasta 70 centímetros de largo, pero en esta parte no han localizado de este tamaño y, los que han capturado llegan a medir más de 35 centímetros. Dio que estos animales llegan a tener gran capacidad de adaptación, es tolerante a la salinidad, puede respirar aire y resiste varias horas fuera del agua.

Riberas de lagos y ríos

El pez diablo, está conformado por placas óseas ásperas, espinas en aletas pectorales y dorsal y cuenta con una boca con capacidad de succión, que le permite adherirse a superficies, por lo que se instalaron trampas que les impide salir cuando se encuentran persiguiendo a su presa.

El funcionario señaló que cada hembra, tiene un rango de fecundidad de 500 a tres mil huevos y se reproducen durante todo el año. Sus madrigueras las realizan en las riberas de lagos y ríos de 75 centímetros de largo con entradas de 10x20 centímetros, lo que pondría en serio peligro los estromatolitos que se encuentran en varias partes de la Laguna de los Siete Colores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios