19 de Octubre de 2018

Quintana Roo

El "guerrero de la tierra" pide apoyo a la población

Con sus 91 años a cuestas, la ceguera, el cansancio y la sordera como acompañantes, está dispuesto a enseñar todo lo que sabe sobre cultivar la tierra.

Borges León invitó a todos los que quieran aprender a cultivar la tierra, a contactarlo al número 9982-322924. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Borges León invitó a todos los que quieran aprender a cultivar la tierra, a contactarlo al número 9982-322924. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook El "guerrero de la tierra" pide apoyo a la población Compartir en Twiiter El "guerrero de la tierra" pide apoyo a la población

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En el cuarto piso de un edificio ubicado en la Región 103, entre cajas llenas con recuerdos, dos sillas sin respaldo y una hamaca vieja, vive Antonio Borges León, el “guerrero de la tierra”, como ha sido nombrado por sus conocidos.

Con sus 91 años a cuestas, la ceguera, el cansancio y la sordera como acompañantes, cree firmemente en vivir de la tierra y regresar a ésta lo que nos brinda, continúa con el afán de compartir sus conocimientos a quien lo necesite a pesar del cansancio en sus pasos y la hernia que lo atormenta.

Todos los días se levanta en punto de las 6 horas, se asea y emprende su recorrido por la ciudad, antes se tomaba una taza con café pero al no contar con energía eléctrica actualmente no puede utilizar su parrilla para calentar el agua, todo por “exceso de pago”, dijo.

Camina tocando puertas en instituciones, dependencias de gobierno y una que otra casa, a veces recibe un bocado o algunas monedas para su transporte, y en los días desafortunados, sólo escucha el sonido de los portazos ya que su vista se ha extinguido.

Después de caminar varias horas, con una lona que le fue donada por un amigo, la cual dice, “Los años, la ceguera y el hambre me alcanzaron ya, ayúdame, help me please”, retorna a su hogar.

Así como al sembrar una semilla se puede cosechar sus frutos, tema en el que es experto, espera que las buenas acciones realizadas a lo largo de su vida le sean recompensadas por personas que quieran ayudarlo.

Era el año nuevo de 2008, un padre acompañado de sus dos hijos, él cual fue despojado de todas sus pertenencias tras el abandono de su mujer, tocó a la puerta de la casa 1330-B en el fraccionamiento “El Petén”. El habitante de dicha morada era don Antonio, les ofreció cobijo, un poco de pasta y frijoles y un sueño hecho realidad, pues al preguntar a los menores si se trataba de Santa Claus, por la barba blanca, Borges León soltó un “jo jo jo” que llenó de felicidad el año nuevo de esos pequeños.

El Club Rotario Cancún, está fungiendo como medio de contacto para todos aquellos que quieran apoyar al “guerrero de la tierra”. Por su parte, Borges León invitó a todos los que quieran aprender a cultivar la tierra, a contactarlo al número 9982-322924.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios