17 de Diciembre de 2017

Chetumal

Piden reductores de velocidad en acceso a Bacalar

Los vehículos ingresan a alta velocidad, poniendo en riesgo a la población.

Los automovilistas ingresan a la ciudad a toda velocidad, sin que nada los obligue a desacelerar para evitar accidentes.
Los automovilistas ingresan a la ciudad a toda velocidad, sin que nada los obligue a desacelerar para evitar accidentes.
Compartir en Facebook Piden reductores de velocidad en acceso a BacalarCompartir en Twiiter Piden reductores de velocidad en acceso a Bacalar

Javier Ortiz / SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Empresarios, estudiantes y vecinos que se ubican en la entrada norte de la ciudad de Bacalar, pidieron la instalación de vibradores para que los vehículos disminuyan su velocidad al entrar a la ciudad.

Nicanor Piña Ugalde, empresario hotelero de la localidad, pidió la instalación de vibradores, como los que existen en la entrada de cualquier ciudad, dijo, pues los vehículos ingresan a alta velocidad, lo que mantiene latente el riesgo de algún accidente de lamentar.

“A la vera de la carretera federal existen muchos negocios, como hoteles, restaurantes y tiendas donde los automovilistas antes de continuar su viaje, hacen parada para hidratarse; sin embargo, para tomar nuevamente la carretera federal es un problema”, dijo.

Señaló que los tráiler estacionados en doble fila, no permiten reaccionar con rapidez al automovilista que va saliendo, debido a la velocidad con que vienen las unidades para entrar a la ciudad.

Indicó que le causa extrañeza, ya que en todas las ciudades y hasta en los pueblos tienen colocado topes o reductores de velocidad, precisamente porque comienza la mancha urbana, “pero no es el caso de Bacalar”, subrayó.

Josué Koyoc Beltrán, estudiante de la Universidad Politécnica de Bacalar, señaló que es un peligro latente el ingreso de los vehículos a la ciudad, ya que la salida de la escuela se encuentra exactamente en la curva, por donde salen taxis, vehículos particulares, motocicletas y estudiantes a pie.

Dijo que hace casi un año, el Ayuntamiento abrió un camino alterno, precisamente por el peligro que representaba que los estudiantes transiten sobre esa curva a la entrada de la ciudad; sin embargo, es un área despoblada y con maleza a lo largo de kilómetro y medio, lo que representa peligro para las jóvenes que caminan por ahí.

Por lo que no tienen más opción que caminar sobre la carretera federal, con el temor latente que sean arrollados por alguna unidad automotriz, por lo que hicieron un llamado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para la instalación de vibradores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios