Riviera Maya: Playa Dorada asegura que ha mantenido por años a Carlos de Regil, heredero de Juan Gabriel

Los dueños del hotel Generations acusas a Carlos de Regil de despojo, amenazas y extorsión en su contra.

|
La demanda fue hecha el 7 de septiembre pasado ante la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo. (Foto: Jocelyn Díaz)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Cancún.- Después del intento de desalojo a los herederos de Juan Gabriel del Hotel Divo, la mañana de hoy representantes de los dueños de Playa Dorada Generations ofrecieron una conferencia para aclarar los detalles de este evento, ya que aseguran han mantenido por varios años a Carlos de Regil y su familia de buena fe y ellos se han aprovechado, es por eso que decidieron interponer una denuncia por despojo, amenazas y extorsión en su contra.

Juan Carlos Rodríguez, Carlos Enrique de Regil López y Briceida Landaverde Torres, éstos dos últimos amigos y colaboradores del fallecido cantante y compositor Alberto Aguilera, mejor conocido como Juan Gabriel, son las personas señaladas en la querella que incluye el delito de despojo al no querer desalojar la propiedad, el de amenazas debido a que los demandados han referido con destruir las cabañas que se les otorgaron en usufructo y prefieren quemar las mismas antes de entregarlas a sus legítimos propietarios, así como el delito de extorsión por exigir dinero por supuestas inversiones que dicen haberle hecho al lugar y que hasta el día de hoy no han podido comprobar.

El apoderado legal de la empresa, Alejandro Ordaz Cabrera presentó el 7 de septiembre pasado una querella ante la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo para denunciar estos hechos que la ley.

De Regil López y Landaverde Torres se niegan a devolver no solo las 9 cabañas sujetas al usufructo inicial, sino la totalidad del complejo Cabañas XOLUMADO, propiedad de Playa Dorada Generation, cabañas ubicadas en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo, que les fueron entregadas para su uso y disfrute en un contrato firmado por Playa Dorado Generation y los usufructuarios.

El Contrato de Usufructo Vitalicio señala en sus cláusulas que la terminación del contrato podía darse de dos maneras: con el fallecimiento de los usufructuarios o por decisión de la propietaria –Playa Dorado Generation- la cual para terminar anticipadamente el contrato debería avisar de manera expresa a los usufructuarios y posteriormente avisar de la terminación anticipada a la Notaría para que haga las anotaciones correspondientes.

Alejandro Ordaz Cabrera, apoderado legal de Playa Dorada Generation y Ana Mari Irabien vocera de la empresa. (Impresión de pantalla)

El Representante legal de Playa Dorada Generation relató que la relación con De Regil López y Landaverde Torres inició en el 2015 a petición del maestro Alberto Aguilera, quien solicitó a los propietarios de la empresa su apoyo para ayudar y proteger a quienes fueron sus colaboradores más cercanos durante muchos años.

A pesar de la muerte del maestro Aguilera, en agosto de 2016, el contrato de usufructo con De Regil López y Landaverde Torres se mantuvo vigente, además de que aseguran con correos y recibos en mano, que mensualmente le depositaban a De Regil grandes cantidades para el mantenimiento del predio a manera de préstamo, que este nunca devolvió.

Por otra parte, Ordaz Cabrera destacó que la relación con los denunciados se fue complicando con el paso del tiempo debido a que empezaron a abusar de sus facultades poniendo en riesgo la operación del hotel al cerrar el acceso principal, bloquear áreas comunes del complejo, cambiar chapas sin autorización y no permitir el acceso de huéspedes ni personal del hotel, además se deslindó por completo de cualquier acto relacionado con el uso o comercialización del hotel El Divo, que en forma indebida está realizando De Regil López con la figura del maestro Aguilera.

Ante la actitud negativa de De Regil López y Landaverde Torres se les anunció que se daba por terminado el Contrato de Usufructo Vitalicio, basado en el instrumento público 1269, con fecha 6 de julio de 2020, ante la Notaría Pública No. 102, del Estado de Quintana Roo.

El 7 de septiembre pasado, el apoderado legal solicitó a la Fiscalía General del Estado, con fundamento con el artículo 137 del Código Nacional de Procedimientos Penales, medidas de protección y vigilancia policiaca para el patrimonio de la empresa propietaria a efecto que se les prohíba a los denunciados alterar o destruir las cabañas durante la investigación, mismas que se realizaron el pasado 15 de septiembre.

Tenemos fe en el cumplimiento de ley y que se ejercite acción penal en contra de Carlos Enrique de Regil López, Briceida Landaverde Torres y Juan Carlos Rodríguez, y quienes más resulten responsables y se repare los daños de manera integral a la empresa”, concluyó.

 

Cargando siguiente noticia