20 de Octubre de 2018

Cancún

Pobreza afecta el desarrollo de los niños

Algunos menores viven en un ambiente poco adecuado para su salud.

Existen familias que sufren de múltiples carencias. (Luis Soto/SIPSE)
Existen familias que sufren de múltiples carencias. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Pobreza afecta el desarrollo de los niñosCompartir en Twiiter Pobreza afecta el desarrollo de los niños

Rubi Velázquez
CANCÚN, Q. Roo.- Mientras que organismos civiles, instituciones y empresas buscaron beneficiar con juguetes, dulces y convivencia a por lo menos una cuarta parte de la población en edad infantil, en el marco del 30 de abril, 139 mil 421 menores de los 463 mil 323 que habita en Quintana Roo no estudia y a nivel local se tienen detectados a 400 niños que trabajan y que son parte de la población que dejó de lado sus juguetes a muy temprana edad para cubrir las necesidades de sus hogares.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los menores transitan por varias etapas en las que se identifican necesidades básicas que garantizan su pleno desarrollo, los primeros cinco años resultan cruciales y un logro para aquellos que enfrenten un contexto de pobreza, desnutrición y un ambiente poco adecuado para su salud.

También te puede interesar: El Día del Niño no llega a todos en Q.Roo

A partir de ahí asistir a la escuela y recibir una educación de calidad resulta esencial para potenciar sus habilidades y ampliar las oportunidades que permitan mejorar su calidad de vida; sin embargo, a nivel estatal la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) tiene inscritos a 323 mil 902 menores de hasta 14 años de edad y otros 139 mil 421 quedan a la deriva.

El programa de Prevención a la Explotación Laboral Infantil en Benito Juárez, perteneciente al Sistema Desarrollo Integral de la Familia (DIF), tiene focalizados en el municipio a 400 menores que realizan algún tipo de actividad con remuneración económica, muchos de ellos en apoyo de sus familias.

Sin embargo, al ser Cancún un lugar turístico, en temporada alta la cantidad de niños trabajando se incrementa hasta 30%, concentrándose la mayor parte de ellos en la zona centro de la localidad.

Entre estos niños se encuentra Pepe, de nueve años y dedicado a la venta de chicles, para él este es un ingreso que ayuda a su madre a costear los gastos de alimentación y necesidades de ellos y sus hermanos, “sobre todo de Nico porque se enferma seguido”, dijo.

Pepe no fue uno de los beneficiados con juguetes y diversión en el marco del 30 de abril, ya que por estar trabajando no se enteró si algún organismo o institución llevarían a su hogar en la colonia Tres Reyes, regalos para él y sus hermanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios