16 de Diciembre de 2017

Chetumal

Ponen “candados" hoteleros de Chetumal para evitar la corrupción de menores

Centros de hospedaje de la zona sur y centro de Quintana Roo buscan evadir casos de este tipo en las habitaciones de sus negocios.

La dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios realiza los operativos de vigilancia sanitaria en bares en coordinación con la Policía Municipal Preventiva (PMP). (Juan Palma/SIPSE)
La dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios realiza los operativos de vigilancia sanitaria en bares en coordinación con la Policía Municipal Preventiva (PMP). (Juan Palma/SIPSE)
Compartir en Facebook Ponen “candados" hoteleros de Chetumal para evitar la corrupción de menoresCompartir en Twiiter Ponen “candados" hoteleros de Chetumal para evitar la corrupción de menores

Juan Palma/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- Los centros de hospedaje de la zona sur y centro del estado establecen “candados” para evitar casos de corrupción de menores en las habitaciones de estos negocios. Actualmente la asociación de hoteles y moteles de esta región de la entidad, contabiliza en un periodo de más de dos años, entre tres y cuatro casos donde personas adultas se han visto involucradas en este tipo de delitos estos establecimientos. La dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Dpcrs) de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa) no tiene ingerencia para realizar inspecciones al interior de los cuartos.

 
De acuerdo con el presidente de la Asociación de Hoteles en la zona sur y centro del estado, Raúl Andrade Angulo, los hoteleros siempre ha colaborado con las autoridades encargadas de la procuración de justicia y generalmente son los primeros en dar parte de algún caso anormal detectado en las habitaciones de los centros de hospedaje.
 
De hecho, los empresarios hoteleros han establecido medidas de seguridad en sus negocios para contrarrestar este tipo de incidentes, además para prever casos de extorsiones virtuales, donde las víctimas de este incidente son citados en una habitación de hotel por parte de los delincuentes virtuales.
 
Una de estos “candados”, es que además de la documentación habitual solicitada al momento de hospedarse, también se les requiere a los visitantes con menores de edad, comprobar  su parentesco. 
 
Adicionalmente, se les ha emitido un comunicado a los socios hoteleros de la zona sur y centro, requerir de manera general a todos sus huéspedes, una identificación oficial, como es el caso de la credencial para votar con fotografía emitida por el Instituto Federal Electoral (IFE) o pasaporte en caso de ser extranjero.
 
De esta manera, también corroborar y tener la certeza que el nombre proporcionado al momento de registrarse coincida con la persona que vaya a ocupar una habitación de los centros de hospedaje.
 
Esto con el fin de contar con un registro de los huéspedes en caso de ser requerido por las autoridades policiales de presentarse un inconveniente.
 
Esta asociación aglomera a 67 centros de hospedaje de la zona sur y centro del estado, tanto de Chetumal, Bacalar y Majahual.
 
En cuanto a los moteles de la ciudad dijo, no cuentan con ninguna regulación y solamente dos de ellos están afiliados a esta asociación. 
 
Sobre los robos perpetrados en los centros de hospedaje suman ya por lo menos cuatro, donde incluso se han visto involucrado personal de los mismos hoteles. Para contrarrestar esta situación varios de los negocios cuentan con cámaras de vigilancia. Sin embargo, podrían ser más los que no han sido dados a conocer por los empresarios.
 
La dirección de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE)  contabiliza durante este año un caso vinculado con la corrupción de menores.
 
Este incidente se registró el pasado primero de diciembre en el hotel Leyrana de la colonia Adolfo López Mateos de esta ciudad.
 
Rubí del Rosario Arguelles Nájera, reportó a los agentes policiales que su menor hija M.R.L.A de 16 de edad, había desaparecido desde el pasado viernes 30 de noviembre, después de pedir permiso para asistir a una fiesta.
 
Al investigar su paradero dijo, la ubicó en la habitación número 101 del motel antes mencionado en compañía de un sujeto de nombre Brandon Pool Canché.
 
Al tener conocimiento de ello, con la autorización del propietario Francisco Santiago Ke Xool,  los policías  se introdujeron a la habitación y procedieron a recuperar a la menor y detener al individuo.
 
Aunque Pool Caché manifestó no haber sostenido relaciones sexuales con la menor y solamente hubo besos y caricias con el consentimiento de la menor, fue puesto a disposición del Ministerio Público del Fuero Común (Mpfc) por el delito de corrupción de menores.
 
El caso quedó registrado en el número de oficio DFSPTM/PMP/SJ/111/2012, con el número de certificado médico 55402 y número de expediente AP/ZS/CHE/01/CD/12-2012.
 
Según el director de Dpcrs de la Sesa, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, esta instancia no está facultada para realizar inspecciones en los hoteles y moteles al no estar previsto dentro de la Ley General de Salud del estado de Quintana Roo y del país.
 
La Dpcrs solamente tiene ingerencia para llevar a cabo operativos de vigilancia en los giros negros para corroborar si cumplen o no con las normas sanitarias establecidas por la Sesa.
 
Además, verificar que las personas que prestan servicios sexuales cuenten con su tarjeta de control sanitario. Asimismo, que los propietarios tengan una libreta donde tengan registrado la asistencia a los controles de enfermedades de transmisión  sexual.
 
Las sexoservidoras acuden semanalmente al centro de salud número dos, localizado a la calle Heriberto Frías en colonia del bosque, a su revisión semanal de rutina, en la que se les practican diversos exámenes, como son exudado vaginal, papanicolau, sífilis y VIH/SIDA, según el resultado de esas pruebas, se determina si se otorga el membrete de control, sellado y autorizado por la Sesa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios