18 de Julio de 2018

Quintana Roo

Escasea la miel en Leona Vicario

El apicultor recomendó un silencio, evitando alterar a las abejas.

El apicultor Martín Dzib dijo que el humo ayuda a calmar la furia del colmenar. (Sergio Orozco/SIPSE)
El apicultor Martín Dzib dijo que el humo ayuda a calmar la furia del colmenar. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Escasea la miel en Leona VicarioCompartir en Twiiter Escasea la miel en Leona Vicario

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Seis de la mañana. La carretera libre a Mérida se viste de neblina. La acompañan la humedad y las nubes aborregadas en el horizonte. El encuentro con la granja apícola está cerca. Las mejores horas para ver el proceso que realizan las abejas dentro de una colmena, son las primeras del día, de lo contrario, se vuelven más agresivas y dicen que esto sucedió desde que están africanizadas.

Las recomendaciones de Martín Dzib Un, apicultor de Leona Vicario, desempolvan los miedos y temores de quienes lo acompañan. Antes de las nueve horas caminábamos por una ruta de hojarasca y piedras entre la selva. Un silencio escalofriante. La adrenalina comenzaba a subir, estábamos a menos de 100 metros de llegar a una palapa en la que había todavía rastro de anteriores visitas para cosechar la miel. 

Cajas destartaladas, ahumadores oxidados, trozos de madera de cedro tirados entre las cenizas. El apicultor bajó una botella de refresco de cola, otra más de agua, que servirían más tarde para atrapar a por lo menos más de un centenar de ellas. Abrió el bote de latón para preparar el humo que ayudaría a calmar la furia del colmenar.

Entre la charla, Martín continuó con su ritual, desenvainó su machete y comenzó a cortar cuadro por cuadro de la madera de cedro que yacía entre los escombros. 10 minutos más tarde, luego de las gotas de sudor que escurrían sobre su rostro, pudo, ¡Al fin!, encenderlo y con esto daría pie a continuar el recorrido… 

Atención al colmenar

Una herencia familiar, así describió su oficio, con orgullo al saber que es uno de los apicultores que más cosecha miel en el poblado, dijo que un punto importante es saber entender al colmenar, tenerles agua, azúcar, para alimento a falta de flores cercanas, todo para que no se vayan. La visita había sido para revisar la producción debido a que cada 15 días, si hay suficiente miel se cosecha.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios