Preparan ejercicio estadístico para conocer el impacto económico por COVID-19 en Q.Roo

Se tomará en cuenta cuántos negocios existían el año pasado, cuántos cerraron, así como los que se crearon a raíz de este periodo.

|
Foto: Paola Chiomante
Foto: Paola Chiomante

En el mes de septiembre el INEGI en Quintana Roo realizará un ejercicio estadístico para conocer el impacto de la pandemia por COVID-19 en la economía local, información que se contrastará con el censo económico 2019.

Carlos Fernando Novelo Vela, coordinador del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), explicó que al contrario de otros levantamientos, esta dinámica consistirá en un muestreo representativo de manzanas, en la cual se tomará en cuenta cuántos negocios existían el año pasado en determinada área, cuántos cerraron, los motivos, así como los que se crearon a raíz de este periodo.

“Iremos a cada una de las manzanas seleccionadas a recorrerlas y ver los establecimientos que hay, una vez detectados los vamos a clasificar en tres aspectos, si estaban registrados en 2019 y han sobrevivido; si no los encontramos, pero sí estaban en 2019 y si los encontramos abiertos, pero sin contabilizar, significa que son nuevos”, dijo.

En cualquiera de estos supuestos, se les realizará un cuestionario para definir sus características y en caso que haya cerrado, quedará con la última información que se tengan de estos.

Novelo Vela indicó que el levantamiento estadístico está programado en todo el país a partir del mes de septiembre, su duración será de 21 días y su inicio dependerá del semáforo epidemiológico de cada entidad.

“De manera paulatina el INEGI ha reiniciado sus tareas de recopilación en campo en diversos proyectos y con estricto apego de la semaforización. Todo lo que existe en México alguien tiene que contarlo y ahí es donde entramos”, dijo.

Al respecto de las medidas de higiene y distancia que se promoverán como parte de este ejercicio estadístico están el uso de cubrebocas, gel antibacterial y caretas para proteger al personal; asimismo, señaló que no es necesario que los trabajadores ingresen a los domicilios o comercios para levantar la encuesta, ya que pueden realizarlo a dos metros de distancia, tal como lo marca la norma sanitaria.