16 de Octubre de 2018

Riviera Maya

La mitad de los reos desconocen que tienen defensores

Algunos permanecen internos hasta un año por delitos menores; buscan agilizar el proceso para su liberación.

La mitad de los internos de la cárcel de Playa del Carmen no saben que tienen un defensor de oficio. (Yesenia Barradas/SIPSE)
La mitad de los internos de la cárcel de Playa del Carmen no saben que tienen un defensor de oficio. (Yesenia Barradas/SIPSE)
Compartir en Facebook La mitad de los reos desconocen que tienen defensoresCompartir en Twiiter La mitad de los reos desconocen que tienen defensores

Yesenia Barradas/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El 50 por ciento de los internos en el Centro de Readaptación Social de Playa del Carmen tienen un defensor de oficio pero “ni siquiera lo conocen”, lo que provoca que permanezcan durante largos periodos recluidos por delitos menores, y contribuyen a la sobrepoblación carcelaria, señaló el director de este centro penitenciario, Ambrosio Quinta Adrián.

Algunos reos llevan más de un año tras las rejas debido a que “robaron una lata de atún o una cerveza del Oxxo”, es decir, por delitos menores que ameritan penas mínimas o multas, pero no pueden obtener su libertad debido a situaciones que están directamente relacionadas con su defensa legal. 

También te puede interesar: Buscarán reducir el número de presos en las cárceles

El general brigadier retirado explicó que estos reos le cuestan al Estado alrededor de 300 pesos diarios por la manutención, que incluye la alimentación y los servicios de agua, luz, entre otros.

Como un común denominador en los centros penitenciarios del país, Playa del Carmen no es la excepción y padece la sobrepoblación de reos, debido a que los procesos legales son lentos, problemática que incentivó la reforma penal. 

Juicios orales, la esperanza

En este sentido, Quinta Adrián confió en que con el nuevo sistema de justicia penal que ya se implementa en algunos estados del país y que en Quintana Roo comenzará a aplicarse a principios del 2016, para que sólo sean recluidos aquellos que son un peligro para la sociedad y necesitan la readaptación.

“Con los juicios orales, en algunos casos en delitos menores como el robo,  ambas partes podrán llegar a un acuerdo y a la reparación de daños en vez de que la persona ingrese a un penal directamente y espere un proceso largo, el objetivo es que todo se agilice”, explicó.

En este momento, el Centro de Readaptación Social en Playa del Carmen tiene una población de 747 reclusos, algunos por delitos menores como robo de un solo artículo que no sobrepasa los 15 pesos en una tienda, o por ultrajes a la autoridad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios