17 de Noviembre de 2018

Chetumal

Impuesto al chicle, obstáculo para su consumo

Mencionan que desincentivaría la adquisición de productos orgánicos, sobre todo los producidos en Quintana Roo.

La producción de chicle orgánico en Quintana Roo ayuda a la conservación de la selva. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
La producción de chicle orgánico en Quintana Roo ayuda a la conservación de la selva. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Impuesto al chicle, obstáculo para su consumo Compartir en Twiiter Impuesto al chicle, obstáculo para su consumo

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La aplicación de impuestos al chicle desincentivaría el consumo de los productos orgánicos, sobre todo los producidos en Quintana Roo a través del consorcio chiclero, por lo que está medida representaría pérdidas para este sector ya que apenas pretende a entrar al mercado nacional.

De acuerdo con Manuel Aldrete Terrazas, director ejecutivo del consorcio chiclero, el principal problema es que los diputados no entienden la diferencia entre el chicle y la goma de mascar,  por lo que explicó que ésta última es un producto plástico, son dulces confitados o golosinas que no son alimentos y que además contaminan al medio ambiente ya que están hechas con polímeros, ocasionando que se peguen en las calles, son un banco de bacterias y los gobiernos municipales se gastan millones de pesos en removerlos de las calles ya que no son biodegradables.

A diferencia de la goma de mascar, el chicle es la pasta o la resina que se extrae del árbol de chicozapote de una especie nativa de la selva tropical,  además  es biodegradable, es decir, no contamina y sirve como especie de abono orgánico dado que se pueden hacer compostas con él, pues es un producto de origen vegetal y natural.

Aunado a ello, dijo que la producción de chicle orgánico en Quintana Roo ayuda a la conservación de la selva, apoya al desarrollo social de las comunidades mediante la generación de empleos y la restauración de la explotación del chicle en la Península de Yucatán, por lo que consideró que lejos de gravar este producto, se debería incentivar su consumo dentro del territorio nacional.

Con base a lo anterior, detalló que este será el primer año en el que el consorcio chiclero entrará al mercado nacional y este impuesto, ya sea del 11 o 16%, ocasionará que las expectativas de mercado que se tenían en un principio se vean reducidas; todavía no se sabe en qué porcentaje dado que aún no se define la tributación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios