12 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Cancún nos ha costado mucho: Ernestina McDonald (Video)

La primera reportera de Cancún recuerda con añoranza cómo fue habitar aquel campamento recién fundado.

María Ernestina Carral McDonald documentó el nacimiento de Cancún cuando aún era un campamento. (Cortesía)
María Ernestina Carral McDonald documentó el nacimiento de Cancún cuando aún era un campamento. (Cortesía)
Compartir en Facebook Cancún nos ha costado mucho: Ernestina McDonald (Video)Compartir en Twiiter Cancún nos ha costado mucho: Ernestina McDonald (Video)

 

S. Orozco, MJ. Castillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.-  “A mi lo que me valió fue que fui la primera, en ese momento yo no tenía competencia, era la única periodista. Estamos hablando del 73, 74, 75”, recuerda María Ernestina Carral McDonald, quien documentó el nacimiento de Cancún, desde que era un campamento.

Ella es oriunda de Veracruz y fue una de las personas,  procedentes de diferentes  partes de México, que, tras enamorarse del mar fundó su hogar en lo que en ese momento era un asentamiento que terminaba en donde ahora están las avenidas Uxmal con Cobá. 

“Yo elaboraba mis reportes a mano y luego correteaba camiones que llegaban cada tres o cada cuatro días para  llevar mi material a Mérida, yo trabajaba para Novedades Yucatán en ese momento. De vez en cuando, cuando iba a Mérida mandaba algunas notas al Dictamen de Veracruz, o a medios de amigos que tenía, no existía internet ni las páginas electrónicas, pero era a lo que yo me dedicaba y me ocupaba al 100 por ciento”, recuerda.

También te puede interesar: Diez lugares de Cancún que marcaron su historia

Entre las anécdotas que aún tiene en la mente como recién vividas, cuenta el episodio en el que tuvo que hacer la nota sobre un accidente en el que murieron todos los tripulantes de un avión.

“Yo elaboraba mis reportes a mano y luego correteaba camiones que llegaban cada tres o cada cuatro días para  llevar mi material a Mérida"

Pero el que la llena de orgullo es el momento en el que pudo entrevistar al embajador de Rusia en México.

“Me impactó porque todavía me sigue llamando la atención la cultura que tiene, yo en ese momento cuando lo entrevisté aprendí mucho más de lo que hubiera aprendido en la escuela”, señala. 

“Algo que todavía tengo clavado en mi corazón fue cuando le pregunté qué opinaba de Cancún y me dijo ‘Cancún es un proyecto con un gran contenido humano’ y eso fue las ocho columnas del periódico, y fue algo que tuvo mucho impacto político porque se trataba de una promoción a Cancún, al más alto nivel, eso para mí es algo que guardo con mucho cariño en el corazón porque me valió un 10”, apunta con añoranza.

Reconocimiento al periodismo actual

Hoy hay un premio al mérito periodístico que lleva su nombre y que entregará ella misma a quienes demuestren tener una trayectoria en esta profesión dentro de Quintana Roo.

“El Premio Ernestina McDonald  lo representa todo, es como el colofón de mi labor periodística en Quintana Roo, lo es todo este reconocimiento que me dieron mis compañeros que le giraron la propuesta a Roberto Borge Angulo, gobernador del Estado de Quintana Roo”

"Se aprende más en la práctica que en las 50 cátedras que te puedan dar en la universidad; el periodista se hace en la calle y en la práctica"

“Me conmueve la cantidad de periodistas que han surgido a partir de 44 años, desde que empezaron los medios de prensa escrita, sobre todo de profesionales. Se está quedando atrás el periodista empírico, aunque no les estoy quitando el mérito a los que son empíricos y a los que no han podido estudiar porque a veces se aprende más en la calle y se aprende más en la práctica que en las 50 cátedras que te puedan dar en la universidad; el periodista se hace en la calle y en la práctica”, sentencia.

¿Te sientes parte de Cancún? 

“Sí, no es falta de modestia, yo soy parte de la historia de Quintana Roo, las primeras familias son parte de la historia, no es el hecho de haber llegado cuando no había electricidad, o comer lo que había (…) Éramos muy jóvenes, me acuerdo que el ciudadano que ya era un viejo para nosotros era el treintón, el desgaste que hemos tenido los fundadores ha sido grande, porque trabajamos muchísimo, Cancún nos ha constado mucho, trabajamos mucho los fundadores”, apunta. 

“Los trabajadores que vinieron a picar piedra trabajaron fuerte, fue mucho desgaste, pero nos quedamos. Eso es lo que vale de los fundadores que ahora tienen sus asociaciones; las niñas chiquitas, las jóvenes que llegaron, el joven arquitecto, el joven albañil, el joven carpintero, nos quedamos, todos nosotros nos quedamos y aquí estamos”, puntualiza con emoción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios