18 de Julio de 2018

Quintana Roo

¿Duermen bien tus hijos? Conoce algunos problemas de sueño

Las repercusiones de los malos hábitos de sueño son tanto para los niños como para los adultos.

En los niños de seis meses a cinco años, el sueño suele estar alterado, tanto de noche como de día. (Contexto/Internet)
En los niños de seis meses a cinco años, el sueño suele estar alterado, tanto de noche como de día. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Duermen bien tus hijos? Conoce algunos problemas de sueñoCompartir en Twiiter ¿Duermen bien tus hijos? Conoce algunos problemas de sueño

Faride Cetina/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Las repercusiones de los malos hábitos de sueño durante el día, son tanto para los niños, adolescentes como para los adultos afirma la especialista en sueño Jennifer Rodríguez Vázquez, maestra especializada en la materia que destaca algunos de los problemas y repercusiones más comunes de sueño en los pequeños del hogar.

La especialista explicó que en los niños de seis meses a cinco años, el sueño suele estar alterado, tanto de noche como de día, con múltiples fraccionamientos y sueño superficial. Además, el niño presentará irritabilidad durante el día y pérdida de apetito.

Cólicos

Los cólicos son la causa más frecuente de alteración del sueño. Desde las primeras semanas hasta los 3-4 meses, algunos niños pueden presentar episodios de llanto brusco que aparecen básicamente por la tarde y noche, y que pueden durar varias horas. El llanto es intenso y muy difícil de calmar. Normalmente las maniobras habituales, son totalmente insuficientes.

Las otitis medias son la causa más frecuente del fraccionamiento del sueño. Muchas veces la alteración del sueño es el primer síntoma, que se produce por el dolor intenso en el oído que despierta al niño. Cuando el pediatra revise a un niño con alteración del sueño, siempre debe explorar el oído para descartar esta situación.

Ronquido y síndrome de apnea-hipoapnea del sueño

Un 2% de la población infantil entre los 2 y 6 años presenta esta patología, caracterizada por frecuentes despertares, consecuencia de pausas respiratorias, que interrumpen el sueño. El pediatra debe también preguntar siempre sobre esta posible causa de fraccionamiento del sueño.

Otras alteraciones crónicas, las más frecuentes son las que producen dolor como irritaciones en la piel. Éstos pueden ser causa de disconfort y alterar el sueño. También los reflujos gastroesofágicos son frecuentes en este grupo de edad. Suelen requerir tratamientos que aumentan la ansiedad de los padres y dificultan las buenas rutinas de sueño.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios