Bacalar se consolida como productor de sorgo

Este cultivo sirve para el consumo humano, para bebidas alcohólicas y como alimento de ganado.
|
Bacalar es el principal productor de sorgo en Quintana Roo. (Javier Ortiz/SIPSE)
Bacalar es el principal productor de sorgo en Quintana Roo. (Javier Ortiz/SIPSE)

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La producción de sorgo durante el año 2018 en el municipio de Bacalar fue de nueve mil 211 toneladas, cantidad que superó en 39% que alcanzó el año anterior, que fue de tres mil 611.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), el año pasado se sembraron dos mil 867 hectáreas del grano en la geografía municipal y se cultivó la misma superficie, ya que no se presentaron siniestros.

El 2017 se sembraron mil 720 hectáreas en el municipio de Bacalar y se cosecharon mil 500, pues registró siniestro en una superficie de 220 hectáreas, por lo que sólo se obtuvo una producción de tres mil 611 toneladas del producto.

También te puede interesar: Frente frío arruinó producción de jalapeño de varias comunidades

El municipio de Bacalar registra la mayor producción de sorgo en la entidad, seguido de Felipe Carrillo Puerto, que el año pasado cultivó 712 hectáreas y cosechó dos mil 425 toneladas del grano.

Mientras que en el municipio de Othón P. Blanco se sembraron 384 hectáreas y se cultivaron mil 306 toneladas; José María Morelos se colocó como el último productor con 30 hectáreas que le redituó 75 toneladas, pues sólo cosechó 25 hectáreas.

En el 2017, el comportamiento de producción fue similar, con la diferencia que el municipio de José María Morelos no cultivó el producto. Felipe Carrillo Puerto se mantuvo como el segundo producto con 700 hectáreas, que le permitió conseguir una producción de mil 680 toneladas; Othón P. Blanco cultivó 590 hectáreas con una producción de mil 213 toneladas de sorgo.

Para qué sirve el sorgo

El uso de sorgo es variado, ya que sirve para el consumo humano, la elaboración de bebidas alcohólicas, como alimento de ganado, además que es un tipo de cereal que resiste muy bien en zonas áridas, por lo que es uno de los cultivos preferidos por los menonitas establecidos en el campamento de Salamanca, del municipio de Bacalar, donde se produce la mayor superficie del grano.

Gustavo Meza Santos, presidente de la asociación SPR, Sorgueros del Valle, indicó que una de las ventajas de esta producción, es que la sequía no les afecta en lo mínimo, a diferencia de otros cultivos, ya que su temporada de siembra es a partir de noviembre; por el contrario, la falta de lluvias les facilita labrar el suelo árido para preparar las tierras para el próximo cultivo.