14 de Diciembre de 2017

Cancún

Profesionistas se convierten en tianguistas en Cancún

El incremento en el registro de vendedores no debe verse como algo positivo, ya que eso significa que hay menos empleo.

El desempleo ha llevado a muchos ciudadanos a encontrar en el comercio informal la solución para obtener un ingreso. (Jesús Tijerina/SIPSE)
El desempleo ha llevado a muchos ciudadanos a encontrar en el comercio informal la solución para obtener un ingreso. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Profesionistas se convierten en tianguistas en CancúnCompartir en Twiiter Profesionistas se convierten en tianguistas en Cancún

 

Brisa Muñoz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El 2012 fue para muchos el año del desempleo que, sumado a los bajos salarios, han llevado a muchos ciudadanos a encontrar en el comercio informal la solución para obtener un ingreso, y eso se ve reflejado en el 20% de aumento en el registro de la Unión de Tianguistas de Quintana Roo, que preside Melitón Ortega García, quien además mencionó que ahora son los tianguis y mercados el lugar que eligen los profesionistas para promover y obtener trabajo en su ramo.
 
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el panorama ocupacional del país al final del sexenio quedó constituido por un 62% de personas con trabajo asalariado y un 29.3% en la ocupación informal, en tanto que el 8.9 de la población laboralmente activa se ve obligada a tener más de un trabajo para reforzar su ingreso, números que asegura el líder de los tianguistas apenas reflejan lo que día a día se ve en los mercados.
 
“Los números dicen mucho, pero para entenderlos hay que estar ahí y verlo. Por ejemplo, en este 2012 el registro de la unión de tianguistas es de mil 500, que son entre 250 y 300 más que el año pasado, y que en temporada decembrina aumenta en esos mismos números, pero sólo son temporales, pues mucha gente que viene de fuera, va a los mercados a vender algunos artículos para sacar los gastos del viaje o los fines de semana la misma gente de Benito Juárez va a los tianguis a vender cosas, porque es una manera de ayudar al gasto familiar”, detalló.
 
Sin embargo, explicó que el incremento en el registro no debe verse como un buen número, ya que eso significa que hay menos empleo y, por ende, menos ventas; de hecho, calificó a este 2012 como el peor año en ventas en más de una década, ya que éstas sufrieron una caída del 40%, pero atribuye esto más a factores políticos.
 
“Todo el año nos la pasamos como vulgarmente se dice ‘pariendo chayotes’, porque fue un año muy difícil, nunca me había topado con uno como éste, pues las ventas nos bajaron hasta en un 40%; creo que se debió al cambio de gobierno federal, además las crisis tanto la que dejó el otro gobierno como las internacionales nos pegaron duro, además de la inseguridad; ojalá y este nuevo gobierno cambie las cosas y empiecen a darse más empleos, porque a nosotros lo que nos importa no es tener más tianguistas registrados, sino gente que compre y sin trabajo, no hay sueldo, sin sueldo no hay ventas”, adujo.
 
Otro de los fenómenos que Ortega García comentó que se dio en los últimos dos años en la dinámica de los mercados es la venta del trabajo de los profesionistas, pues si bien recordó ya son varios años en los que se habla de que gente con carrera universitaria termina vendiendo en los mercados, lo que comercializa son productos, no su profesión, lo que ahora ya se hace. 
 
“Cuando alguien quiera buscar un médico, un ingeniero, un arquitecto o un abogado, no tiene más que ir al tianguis y ahí lo va a encontrar y a buen precio. De hecho, en el tianguis de la 100 tenemos una firma de abogados especialistas en materia laboral que viene a entregar publicidad a los que visitan el tianguis y a veces ponen una mesita para asesoría, y eso es algo que nunca habíamos visto, pero ese es sólo un ejemplo. Hay muchos profesionistas que en la iniciativa privada no encontraron trabajo, tampoco en el gobierno y terminan ofreciendo sus servicios en los tianguis o de plano dejaron sus carreras y ahora se ponen a vender cualquier cosa”, acotó.
 
El Inegi reveló este diciembre que en México, seis de cada 10 empleos son informales, al presentar la medición del trabajo informal que atiende los nuevos criterios internacionales, y en Quintana Roo la tasa de desempleo en 2012 fue de 59.82%, mientras que la tasa de empleo en el sector informal se colocó en 27.65%.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios