Siguen prófugos padres del menor a quien le obligaron a cavar su propia tumba

Derechos Humanos vigila que se respeten la integridad del menor dentro de una red familiar.

|
(Gustavo Villegas)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Vigilará Derechos Humanos en Cozumel el caso del menor abusado por su padrastro, pues independientemente de la atención que requiere en el ámbito legal, se debe garantizar los derechos del menor.

Así lo dio a conocer la representante de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (CDHQROO), María del Mar Barrera Aguilar, quien afirma que se sigue de cerca la actuación de las autoridades para que el menor sea entregado a familiares que puedan garantizar su salud física y mental.

En tanto, la Fiscalía General de Estado (FGE) no ha podido dar con el paradero de la pareja señalada como los autores de las torturas psicológicas y físicas a las que sometió al infante de 11 años de edad, a quien obligaron a cavar una fosa que sería su tumba.

El 7 de julio de 2017 la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), emitió hoy la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para el municipio de Cozumel y esto incluye a los niños, recordó la abogada María del Mar Barrera.

La Visitadora Adjunta planteó que por ello la CDHQROO debe velar que se respete el interés superior de la infancia, lo que significa que un menor en situación de riesgo, independientemente de las acciones legales que se toman para garantizar su seguridad, se debe considerar la parte humana.

“El niño debe recibir, además de la protección inherente, terapia y seguridad, atención a las heridas emocionales que no son fáciles de curar”, enfatizó.

Agregó que independientemente de que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), lo acoja y proteja en instalaciones asignadas para este propósito, es necesario hacer una búsqueda de una red familiar que le permita avanzar en su recuperación emocional.

Para ello se hizo ya contacto con las autoridades para que el asunto no presente dilación y darle al menor la mayor protección de sus derechos. Recalcó que no se puede perder el acceso a la convivencia familiar, a tener un hogar y una familia, previa investigación y estudio de los candidatos.

Cargando siguiente noticia