Programa “Tus útiles aún son útiles” se encuentra en la recta final

Prevén reunir dinero para la educación de niños de escasos recursos del municipio de Tulum.

|
(Cortesía)
(Cortesía)

El programa de recaudación “Tus útiles aún son útiles” se encuentra en la recta final y a tan sólo seis días de su fin llevan acopiados cuatro de las 17 toneladas de papelería que se tenían como meta y que servirán para reunir recursos para la educación de 500 niños de escasos recursos del municipio de Tulum.

Alejandra Corona Contreras, una de las impulsoras del proyecto, explicó que la baja en la participación se debe a que muchos padres de familia han optado por reutilizar las libretas y materiales escolares que quedaron del ciclo pasado, el cual fue interrumpido por la pandemia de COVID-19.

Muchos papás van a reutilizar los libros y materiales del año pasado, otros van a regalar ese mismo material a otros alumnos de la misma escuela, aunque el año pasado mucho material llegó al final de la campaña”, dijo y añadió que esperan que la cifra total de esta recaudación aumente con los materiales que faltan contabilizar de la campaña de Mérida.

La entrevistada señaló que el material que se obtenga será vendido a una empresa recicladora con el fin de contribuir a la construcción de un centro comunitario en la comunidad “La Irregular”, que será usado como salón de clases, proyecto en el que también participan jóvenes de Botánica Community Project.

Corona Contreras señaló que se requiere de al menos 40 mil pesos para construir este nuevo inmueble, por lo que esperan llegar a las cinco mil toneladas de papel reciclado antes del 7 de agosto, fecha límite de la convocatoria.

“Se obtiene un recurso de todo lo que se dona y este se utiliza para comprar kits escolares para niños de comunidades mayas. El año pasado se adquirieron 263 paquetes para apoyar a Agua Azul”, agregó Verónica Marín, también impulsora del proyecto.

Debido a la contingencia sanitaria, en esta ocasión no se abrieron centros de acopio fijos, sino que se optó por establecer fechas y horarios para la recolección, que se hace a través de una camioneta en donde la gente puede depositar su contribución.

“Las personas llegan, toman su distancia de dos metros, se les toma una foto de su contribución y ellos mismos avientan el material dentro de la camioneta, pero no tienen contacto con ella, todo eso lo entregamos a la recicladora cada dos días y posteriormente se sanitiza el vehículo y está lista para la siguiente recolección”, dijo Alejandra.

La contingencia sanitaria no sólo ha hecho que modifiquen sus hábitos, sino también la participación, ya que a casi un mes de haber iniciado la campaña, sólo han sumado una tonelada y media de papel, pese a que en 2019 alcanzaron las 17 toneladas.