22 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Prohíben pedir limosna en el centro

Las personas que sean sorprendidas deberán pagar una multa de entre 10 a 40 salarios mínimos.

La penalización es tanto para circenses como para las personas que dedicar a pedir limosna. (Tomás Álvarez/SIPSE)
La penalización es tanto para circenses como para las personas que dedicar a pedir limosna. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Prohíben pedir limosna en el centroCompartir en Twiiter Prohíben pedir limosna en el centro

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.-  Las monedas pasan por cientos de manos en la ciudad, pero los que más las buscan, son aquellos que en cada cruce de avenidas estiran la mano apelando al lado generoso de los conductores. 

Sanción

El Reglamento de Bando de Gobierno y Policía de Benito Juárez señala en su artículo 534 penaliza esta práctica con una multa que va de 10 a 40 salarios mínimos, es decir, de 637.70 a dos mil 550.80 pesos. 

“Antes sólo tocaba las ventanillas y cuando las abrían estiraba la mano y me daban algunos pesos, ahora ni me voltean a ver, pero cuando les digo que no tengo para regresarme a mi pueblo con mi esposo enfermo, por lo menos me dan un peso”.

Pese a ello, la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito (Smspyt) sólo se limita a pedirles que se retiren de los cruceros, sobre todo, en el primer cuadro de la ciudad, donde se procura limpiar la imagen urbana de estas personas. La zona comprende de la avenida Chichén Itzá hasta la Kabah, y encierra parte de las avenidas Tulum, Nader y Bonampak.

El área de inspección de la Dirección de Comercio en la Vía Pública municipal, señaló que este tipo de personas se encuentran en un “limbo”, ya que no pueden ser clasificados en alguna actividad, por ello no son regulados, sólo se limitan en apoyar a la Smspyt en alejarlos del primer cuadro. Esto incluye tanto a las personas que se dedican a pedir limosna, como las que dan espectáculos en los semáforos, como lo es el malabarismo y otras suertes circenses.

Dinero

 María López es una mujer que dice tener 52 años de edad; aunque su historia al momento de pedir limosna es que necesita dinero para regresar a su pueblo, tiene ya varios años en las calles de Cancún.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios