15 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Prohibición de Delfinarios estrategia electorera

La reforma a la Ley General de Vida Silvestre que promovieron atenta contra 302 delfines, manatíes y lobos marinos...

Compartir en Facebook Prohibición de Delfinarios estrategia electoreraCompartir en Twiiter Prohibición de Delfinarios estrategia electorera

La reforma a la Ley General de Vida Silvestre que promovieron atenta contra 302 delfines, manatíes y lobos marinos de 26 delfinarios ubicados en siete estados de la República.

La iniciativa de reforma es populista el objetivo es ganar votos rumbo al proceso electoral de este año y de 2018.

La iniciativa de la prohibición de los delfinarios esta manejada con una retórica mentirosa, agresiva poco transparente e informada y sobre todo sin sustento científico y corre el riesgo de seguir el rumbo de la ley que impide el uso de animales en los circos, cuyos animales terminaron muriendo en el abandono.

Esta iniciativa electorera pone en riesgo 15 mil empleos directos e indirectos.

Irónicamente los partidos que cuestan millones de pesos al erario, no invierten un solo peso en el medio ambiente ni el desarrollo sostenible.

El bienestar de estos animales es un activo importante que se debe proteger y, eventualmente, podrían existir argumentos científicos que demostraran la necesidad de cerrar dichos negocios.

Hasta ahora esos argumentos no sólo no se han encontrado, sino que la Norma Oficial Mexicana que los regula fue redactada por expertos ambientalistas nacionales e internacionales y se considera una de las más avanzadas del mundo.

Las elecciones por la gubernatura del Estado de México han abierto una coyuntura excepcional para que esta reforma sea aprobada con la venia de los dirigentes políticos, quienes están decididos a pasar su prueba de fuego para el 2018 y hacer todo lo necesario para ganar las elecciones en el estado políticamente más importante del país y ello incluyo dar los votos necesarios para aprobar esta iniciativa.

Ahora la pregunta obligada ¿Qué pasará con los 15 mil empleos generados en los delfinarios? ¿Qué pasará con los enfermos quienes a través de terapias con delfines logran mejorar sus enfermedades con la llamada Delfinoterapia? ¿Quiénes serán responsables del cuidado y la alimentación de los delfines en cautiverio?

Al año mueren 300 mil delfines a consecuencia de la pesca y cambio climático, por lo que sería mejor legislar para limitar la pesca con redes en lugar de promover iniciativas sin ningún tipo de conocimiento además de absurdas.

Las estadísticas demuestran que las redes verdaderamente son el principal enemigo del delfín, matan más que los arpones y anzuelos juntos.

Las pesquerías industriales modernas cobran su precio también. Los delfines mueren en las redes por millones, atrapados como "captura incidental" no deseada por los barcos que persiguen atún u otro pescado con valor comercial. Hoy en día, se dice que ese problema ha disminuido, pero esas otras redes de deriva y pesca con redes de enmalle siguen matando números insostenibles de delfines.

La Pérdida de hábitat y contaminación es otro tema sin legislar para los delfines de agua dulce, la escorrentía y la reducción de los niveles de los ríos disminuyen el hábitat disponible, pero las especies de delfines enfrentan otras amenazas menos evidentes, como la exposición a las toxinas industriales, que pueden acumularse en niveles elevados en los animales en la parte superior de la cadena alimentaria.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios