17 de Noviembre de 2019

Bacalar

Negociaciones del Tren Maya no avanzan en Bacalar

Piden a ejidatarios más de mil hectáreas de tierra pero no ven garantía económica.

Necesitan más tierras para el proyecto urbano inmobiliario que acompañará al Tren Maya. (Carlos Castillo/SIPSE)
Necesitan más tierras para el proyecto urbano inmobiliario que acompañará al Tren Maya. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Negociaciones del Tren Maya no avanzan en BacalarCompartir en Twiiter Negociaciones del Tren Maya no avanzan en Bacalar

Carlos Castillo/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Las negociaciones por la tierra que se necesita para el Tren Maya, en Bacalar, se encuentran detenidas porque hasta el momento, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) no ha dado ninguna garantía del beneficio para los ejidatarios a quienes se les pidió más de mil hectáreas.

Luis Chimal Balam, presidente del Comisariado Ejidal, explicó que las mil hectáreas son adicionales a las seis hectáreas para la construcción de la estación ferroviaria, y son para el proyecto urbano inmobiliario que acompaña al Tren Maya.

También te puede interesar: Alista Fonatur compra de tierras en Quintana Roo para Tren Maya

Aseguró que desde la última reunión con Rogelio Jiménez Pons, director de Fonatur, hace más de un mes no hay nada claro.

Las negociaciones están estancadas, pues la asamblea ejidal no autorizará incorporar una superficie tan grande al proyecto sin tener la certeza de que habrá un beneficio económico para los ejidatarios, quieren hacer negocio con nuestras tierras, pero no tenemos claro de qué manera nos beneficiaremos nosotros. Nos hablan de ser socios, pero no nos han mostrado una propuesta concreta”, explicó.

Chimal Balam agregó que tampoco hay acuerdos sobre la superficie que están dispuestos a incorporar al Tren Maya.

“Lo último fue que la asamblea le solicitó a Fonatur que se muestre dónde va a estar la estación, dónde son los terrenos que necesitan. Nosotros les mostramos tres lugares, uno le gustó y dijeron que se iban a hacer los estudios para después presentárselos a la asamblea, pero después dijo que quieren mil hectáreas al lado, pero lo que está autorizado por la asamblea son solamente los terrenos a los que va a llegar el tren”, detalló.

La postura de la asamblea es inamovible, es decir, sólo permitirán estudios en una superficie de seis hectáreas para la estación, y esperarán que Fonatur les presente una propuesta económica para las mil hectáreas adicionales.

“El representante de Fonatur, Rogelio Jiménez, vino dos veces conmigo para decirme que tienen planeado un centro poblacional a lado de la estación; pero mi gente también necesita recursos. Le pedimos el cambio de uso de suelo a favor del ejido para después negociar las mil hectáreas”, expuso Chimal Balam.

Recalcó que hay una propuesta de los ejidatarios de incorporar mil hectáreas del ejido de Bacalar al Tren Maya, pero no se trata de expropiaciones, sino de asociación con los ejidatarios para que ellos renten sus tierras a eventuales inversionistas de proyectos inmobiliarios que se planean detonar en torno a la estación ferroviaria.

Recientemente, el Jiménez Pons, director de Fonatur, anunció que ya había acuerdos con otros ejidos que también resultarán afectados con el paso del Tren Maya, como el caso de Cobá.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name