20 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Un lastre más que afecta a los jóvenes

Miles de estudiantes de bachillerato se quedaron sin un espacio en alguna escuela de nivel medio superior.

Compartir en Facebook Un lastre más que afecta a los jóvenesCompartir en Twiiter Un lastre más que afecta a los jóvenes

En los últimos cinco años, del 2012 al 2016, la administración estatal pasada incumplió su responsabilidad con los jóvenes, a pesar de que en todos los discursos siempre se mencionaron los “grandes” logros gubernamentales en beneficio de ese sector de nuestra sociedad.

Al paso del tiempo se ha demostrado que ese compromiso con los adolescentes quintanarroenses, no fue otra cosa que una más de las falacias del antiguo régimen al que hoy nadie quiere estar ligado.

En las últimas semanas se ha criticado fuertemente al gobierno de Carlos Joaquín y en particular a la Secretaría de Educación porque miles de jóvenes en edad de estudiar el bachillerato se quedaron sin un espacio en alguna escuela de nivel medio superior, particularmente en Benito Juárez.

Si bien es cierto que la actual administración tiene la responsabilidad de brindar educación a niños, niñas y jóvenes, tal y como se establece en la Constitución de México, en la Ley General de Educación y en las Constituciones estatales, no se puede olvidar que el problema de falta de espacios en las escuelas de nivel superior es producto del desinterés y la indiferencia de las autoridades del pasado gobierno.

Durante cinco años, fue tal la irresponsabilidad del gobierno estatal de entonces que nunca previó el crecimiento poblacional de los municipios de Benito Juárez y Solidaridad, hecho que cinco años después se ha convertido en un grave problema.

Hoy, el número de jóvenes que viven en esos dos municipios es tan grande, que tendrían que construirse varias escuelas cada año para darles cabida, lo que significará un gran esfuerzo gubernamental.

Las críticas contra la nueva administración estatal están fuera de toda lógica y más si consideramos que encontraron la casa de cabeza, con basura bajo la alfombra, deudas sin pagar y un sinfín de problemas ocasionados por la apatía, el desdén, la incapacidad, pero sobre todo la rapacidad de quienes gobernaron pensando primero en incrementar su riqueza y después en cumplir con su responsabilidad social.

Las molestias de los padres de familia al ver que sus hijos no tienen un espacio asegurado en alguna escuela de nivel medio superior son justificadas, sin embargo, las cosas hay que decirlas como son: la mayor responsabilidad recae en las autoridades del gobierno pasado, y las actuales están haciendo lo posible por responder de alguna manera.

El crecimiento de la población joven en nuestro estado, sea de quienes nacieron en Quintana Roo o de los que llegan cada año de otros estados del país e incluso del extranjero, representa un gran reto para las autoridades del gobierno. Dejar de responder a la demanda de servicios públicos, salud y educación, debe considerarse como un delito social y más si eso se hizo durante varios años, dejando al garete los sueños de jóvenes estudiosos.

Las actuales autoridades ya tienen en este momento un diagnóstico preciso de lo que se debe hacer para el próximo ciclo escolar, previendo el incremento en la demanda de espacios para el nivel medio superior y será su responsabilidad ahora sí responder correctamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios