|
El estado presenta una sequía que incrementa la probabilidad de incendios. (Ecosistema Político).
El estado presenta una sequía que incrementa la probabilidad de incendios. (Ecosistema Político).

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El primer cuatrimestre del año cerró con 37 incendios forestales, siendo Othón P. Blanco la zona más afectada.

La superficie dañada llegó a más de siete mil hectáreas, lo cual ya supera por mucho la temporada del año pasado, que alcanzó alrededor de dos mil hectáreas consumidas por 32 incendios forestales, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

También te puede interesar: Sede mundial aún sin Atlas de Riesgo

Este año se mantienen atentos debido a la sequía que presenta la entidad, lo cual ocasionó que en el primer trimestre se registraran algunos incendios, siendo los de Bacalar, los que más afectaron al estado, ya que aunque sólo son siete, representan la perdida de  tres mil 300 hectáreas.

En la zona norte se registraron cinco incendios forestales, de los cuales dos fueron en Solidaridad, dos en Benito Juárez y uno en Puerto Morelos.

El último incendio que se registró fue en Lázaro Cárdenas, el cual fue apagado en un 90% el pasado 27 de abril, y para ello se requirió personal de la Conafor y las brigadas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Rafael León Negrete, gerente estatal de la dependencia, explicó que esta temporada es una de las más complicadas en los últimos 10 años.

Por ello, desde el mes pasado arrancaron con una campaña informativa para hacer conciencia entre la población, además de que a inicios de abril realizaron entrega de equipo contra incendios como parte de los trabajos a las brigadas rurales de Quintana Roo.