18 de Julio de 2018

Riviera Maya

Quería ser astronauta, pero preferí navegar los mares: Buzo

Jerónimo Avilés ha logrado grandes descubrimientos en la materia y cofundador del Instituto de la Prehistoria en América.

Jerónimo Avilés Olguín es un buzo profesional que escogió Quintana Roo para eclipsar su carrera. (Octavio Martínez/SIPSE)
Jerónimo Avilés Olguín es un buzo profesional que escogió Quintana Roo para eclipsar su carrera. (Octavio Martínez/SIPSE)
Compartir en Facebook Quería ser astronauta, pero preferí navegar los mares: BuzoCompartir en Twiiter Quería ser astronauta, pero preferí navegar los mares: Buzo

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Jerónimo Avilés Olguín un día pensó en ser astronauta, pero supo rápidamente  que no había modos de llegar a ejercer una profesión así en la República Mexicana, por lo que orillado a estas circunstancias llegó a Quintana Roo, dónde se convirtió en buzo profesional y cofundador del Instituto de la Prehistoria en América.

Playense como se declara, Jerónimo se ha  formado de modo empírico en la investigación de las cavernas subacuáticas, lo que ya le  ha valido ser considerado de los especialistas más importantes de México en la cuestión de divulgación científica de las indagaciones que se han hecho de los sistemas de cenotes que hay en el norte del Estado y de la vida que se desarrolló al principio del Cenozoico.

“Yo me dedico a la investigación al 100% y me gano la vida haciendo foto y video en distintos documentales, la investigación no me da dinero, me gano la vida haciendo otras actividades”, dice Jerónimo.

También te puede interesar: Restos de animales bajo el agua, atracción en auge

Cómo cofundador del Instituto de la Prehistoria, menciona que el proyecto de la edificación del museo de la Prehistoria, es un paso sin precedente en la investigación de las épocas más remotas de la Península de Yucatán.

Él es un naturalista, pues se ha especializado en la investigación de forma empírica de la Biología, menciona que además se ha reforzado en la indagación de la arqueología subacuática en la que ha intervenido el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con el cual ha registrado  330 sitios subacuáticos entre paleontológicos y coloniales, mayormente en la costa de la Península de Yucatán, en Coahuila y San Luis Potosí.

“Crecí en la Ciudad de México y a los 18 años me mudé a Cancún para hacerme buzo (…) empecé a fotografiar  la fauna y luego incursioné en la investigación; inaugurar el museo es una forma de presentar un trabajo largo de investigación científica”, añade Jerónimo.

Menciona que ésta es una de las regiones del mundo con más materia en el campo para la investigación y con la apertura del museo de la Prehistoria, el cual emerge su información de las aguas de las cavernas que hay en la región, será la forma democrática de dar a conocer lo que pasó en esta tierra hace miles de años.

“Un día quise ser astronauta,  pero mejor me convertí en un argonauta, en  un navegante de los mares, del agua (…) cierro con la frase que siempre digo, tenemos que dejar de usar el agua para mandar nuestros deshechos”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios