17 de Octubre de 2018

Riviera Maya

“¡Quién anda descalzo!”; ése es el éxito del zapatero

Eugenio, un joven remendón de la Colosio, vive de dejar como nuevo el calzado de sus clientes.

Eugenio Muñoz Domínguez, de 22 años, arregla al día, por lo menos 10 pares de zapatos. (Octavio Martínez/SIPSE)
Eugenio Muñoz Domínguez, de 22 años, arregla al día, por lo menos 10 pares de zapatos. (Octavio Martínez/SIPSE)
Compartir en Facebook “¡Quién anda descalzo!”; ése es el éxito del zapateroCompartir en Twiiter “¡Quién anda descalzo!”; ése es el éxito del zapatero

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Rápido, bien y a la primera, son las consignas que se impone  Eugenio Muñoz Domínguez, zapatero de la colonia Luis Donaldo Colosio, de 22 años de edad y oriundo de Chiapas, quien asegura que las ganancias que le deja su oficio le permiten comer y además hacerle “arreglos” a la casa donde ahora vive.

“En la vida hay ciertas profesiones que siempre son importantes, como el médico, la enfermera, así también hay oficios que siempre se necesitan, cómo el albañil, pero también te digo, ¡quién anda descalzo! Al menos tú y yo no”

Cada día recibe al menos unos 10 pares de zapatos a los cuales siempre hay cosas que repararles, la suela principalmente. Ese lunes recibió un calzado grande, colorido y muy llamativo, era la de un payaso. “El calzado de los payasos hay que ponerle más empeño, ya que ellos los lucen frente a los niños y adultos, es parte de su atractivo visual”, expresa.

Importante labor

Actualmente, de acuerdo con José Luis Hernández Barragán, director de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), no se tiene el número exacto de establecimientos de este tipo que operan en la ciudad, pero dice que son comercios que brindan un servicio muy importante y más cuando se trata de reparar el calzado, prenda que todo mundo ocupa.

Hernández Barragán, en su calidad también de cronista vitalicio de la ciudad, menciona que las primeras zapaterías en Playa del Carmen empezaron a aparecer alrededor de 1970, sin embargo explica que en todo ese tiempo nunca hubo reparadores de zapatos en lo que era todavía era el pequeño pueblo de Playa del Carmen, estas personas portadoras de este oficio iniciaron su actividad en 1999.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios