25 de Septiembre de 2018

Cancún

Cancún, sin sobresaltos por “Gilberto”, hace 30 años

Existía la teoría que Cancún estaba situado en un paraje exento de huracanes.

Aniversario 30 del paso del huracán Gilberto por Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)
Aniversario 30 del paso del huracán Gilberto por Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Cancún, sin sobresaltos por “Gilberto”, hace 30 añosCompartir en Twiiter Cancún, sin sobresaltos por “Gilberto”, hace 30 años

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Es el 10 de septiembre de 1988, se emite la primera señal de alerta porque “Gilberto”, en el Mar Caribe, ya es huracán categoría uno; los aproximadamente 90 mil habitantes de Cancún, sin sobresalto alguno; existe la teoría que Cancún estaba situado en un paraje exento de huracanes.

La mañana del 13 de septiembre es hermosa, tanto, que algunos turistas deciden realizar tours a las zonas arqueológicas cercanas para volver a los hoteles por la tarde, a pesar de haberse decretado la emergencia; las fuertes ráfagas de viento comienzan a sentirse a partir del mediodía, y ya eran más intensas en la tarde, pero, muchos gerentes de los hoteles se negaron a desalojar los inmuebles.

También te puede interesar: Agencias turísticas, afectadas por Ley de Movilidad

Los vientos huracanados de más de 300 kilómetros por hora alcanzaron la ciudad al filo de la medianoche y duraron cerca de ocho horas, caos total, el nivel del mar se elevó entre seis a ocho metros, causando que las gigantescas olas rompieran en las terrazas de los hoteles, volaban toda clase de proyectiles, palmas, anuncios espectaculares, láminas, tablas, antenas parabólicas, y todo, envuelto en plena oscuridad.

Hoy hace 30 años, el llamado huracán del siglo, “Gilberto”, impactó Cancún durante la madrugada; Fernando Martí, en su libro “Fantasía de banqueros II”, relata que las familias se juntaban en el lugar que creyeron más seguros, algunos sin siquiera saber lo que está pasando.

Aniversario 30 del paso del huracán Gilberto por Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)

Vagner Elbjörn, residente de la zona hotelera, relata que el amanecer coincidió con la calma relativa del ojo del huracán, él buscó refugio en la ciudad, y desde que salió la sorpresa fue mayúscula, muebles tirados en el bulevar, en varios puntos el mar se conectó con la laguna, el agua les llegó hasta la cintura, sin un solo árbol o reja en pie.

Al llegar a su casa, la encontró cubierta por una montaña de arena y una cortina de acero, tal vez algún vecino la puso para proteger su propiedad… pero era el barco pesquero cubano “Portachernera IV”, de 480 toneladas de peso bruto, que fue arrancado con sus cuatro anclas del fondeadero en Isla Mujeres y arrastrado nueve millas náuticas (16 mil 668 kilómetros) a la deriva, una enorme ola lo montó sobre la playa de Cancún, donde se estrelló con la casa de Elbjörn y con una terraza del hotel Las Perlas.

Aniversario 30 del paso del huracán Gilberto por Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)

El barco pesquero permaneció por meses en ese lugar y de inmediato se convirtió en el símbolo del poder destructivo de “Gilberto”, y desde luego, una atracción turística, lo intentaron mover por remolcadores provenientes de Cuba, una grúa de manufactura soviética, cavaron fosas para ponerlo a flote y nada… todo intento por moverlo fracasó; su destino fue ser cortado en pedazos y convertirlo en chatarra para que pueda ser retirado de la playa.

Tras la segunda embestida del huracán del siglo, después del paso del ojo, Cancún era un panorama desolador; José Antonio Enríquez Savignac, secretario de Turismo Federal en esa época, relató al autor de “Fantasía de banqueros II”, que en un sobrevuelo se pudo apreciar la magnitud del desastre, todo el paisaje café, quemado por la sal, cientos de árboles caídos, edificios derrumbados, barcos y lanchas hundidos, principalmente en Punta Sam e Isla Mujeres, el aeropuerto deshecho, pero con la pista limpia.

Aniversario 30 del paso del huracán Gilberto por Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)

Al día siguiente, Miguel de la Madrid Hurtado, Presidente de México, ordenó al secretario de Turismo “meterle a fondo” para que Cancún vuelva a ser puesto en el mapa mundial en diciembre de ese año.

A 30 años del paso de “Gilberto”, la teoría de que Cancún estaba situado en un paraje exento de huracanes, como precisó un estudio del Centro Nacional de Huracanes de Miami, Estados Unidos, ha quedado en el olvido, y fue sustituida por el aprendizaje de una cultura de prevención en casos de presentarse algún fenómeno hidrometeorológico.

El libro “Fantasía de banqueros II”, de la autoría del Fernando Martí, forma parte del acervo histórico y cultural de la sala de lectura de la Casa de la Crónica de Chetumal “Ignacio Herrera Muñoz”.

Aniversario 30 del paso del huracán Gilberto por Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios