16 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Quintana Roo, rezagado en tecnología forense

Innovaciones como el extractor de ADN, el sistema de voz y el de superposición craneofacial sintetizan la labor de los peritos.

La XXIII Reunión Nacional del Grupo de Servicios Periciales y Ciencias Forenses se llevó a cabo en Cancún. (Archivo/SIPSE)
La XXIII Reunión Nacional del Grupo de Servicios Periciales y Ciencias Forenses se llevó a cabo en Cancún. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Quintana Roo, rezagado en tecnología forenseCompartir en Twiiter Quintana Roo, rezagado en tecnología forense

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un equipo de genética para reconocer ácido desoxirribonucleico (ADN) en 19 minutos, otro que con 40 segundos de grabación de voz puede identificar a un extorsionador, un software que analiza las osamentas humanas para identificar a personas y un aparato que hace trabajos de planimetría en tercera dimensión, es lo más avanzado en Ciencias Forenses, tecnología de la que carece la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE): los trabajos periciales de planimetría lo realizan con fotografías.

En la XXIII Reunión Nacional del Grupo de Servicios Periciales y Ciencias Forenses que se llevó a cabo el pasado 29 de agosto en esta ciudad, se exhibieron estos equipos modernos con el objetivo de que los peritos de las procuradurías de todos los estados conocieran la tecnología.

Extractor de ADN

Los expositores explicaron que uno de los aparatos modernos y sofisticados en biología molecular, es el extractor de ADN. El aparato realiza todo el proceso de extracción en aproximadamente 19 minutos, equipos posteriores llegan a tardar 15 días o hasta un mes en obtener los resultados.

Con la obtención del ADN se le aplican unos marcadores genéticos que indican el perfil de cada persona, es único y se utiliza para hacer la comparación de personas, identificación de cadáveres y la prueba de paternidad.

Actualmente esta tecnología ya se utiliza en ciudades como Mexicali, Tijuana y Guerrero. Las ventajas de este sistema automatizado es que el perito ahorre tiempo en este trabajo. Estas pruebas facilitarán los juicios orales.

En contraparte, actualmente la PGJE no cuenta con equipos para realizar pruebas de ADN. Los casos que ha tenido la dependencia, como el asesinato de Mónica Burgos, esposa del productor Survivor, Bruce Beresford-Redman, quien es el principal sospechoso, se tuvo que enviar a la Ciudad de México. La tardanza de los resultados de dicha prueba, permitió que huyera del país el sospechoso aunque después fue detenido en Estados Unidos y ahora está en la Cárcel de Cancún.

Sistema para la captura de voz

El sistema para la captura de voz es otro innovador aparato pericial que se presentó en dicha reunión. Lo que hace este sistema es que se toma un modelo de voz, pueden ser policías, detenidos o procesados.

Con 40 segundos de grabación de voz, este sistema es capaz de extraer las características biométricas (características únicas que tiene cada persona, no es el tono de voz: grave o agudo) de la persona y crear un modelo de voz.

Cuando se presenta algún caso de extorsión, al sistema le bastan siete segundos de habla, para cotejar en el sistema y poder identificar a la persona. Como es un sistema biométrico no importa si la persona habla en inglés, francés, español, etcétera. Se pueden almacenar millones de voces.

Este equipo cuenta con una base de datos, con la que se coteja la voz que se está analizando. Se le puede dar la orden al sistema que compare la voz con los 10 más probables. También lo puede comparar con otras grabaciones microfónicas, llamadas de celular, teléfono fijo, entre otros.

Este sistema ya lo tiene la Procuraduría General de la República (PGR) y algunas otras dependencias. En los últimos casos de secuestro en Cancún, la PGJE de Quintana Roo sólo utiliza los conocimientos del recién formado grupo antisecuestros.

Sistema de superposición craneofacial

El sistema de superposición craneofacial es utilizado especialmente para identificar a las personas. Este se basa en obtener un escaneo de los restos óseos de cualquier cráneo y con la fotografía que les proporcione el familiar del desaparecido, se hace el cotejo. Esto es para saber si los restos pertenecen a la persona.

No importa que el cráneo no esté completo, pero con una parte sustantiva pueden realizar el trabajo de escaneo, después se envía al sistema para ver si hay alguna posible coincidencia.

La fotografía no importa en qué posición esta la persona, por eso el sistema es en tercera dimensión. Para hacer la comparación, se tiene que marcar puntos comparativos, entre el cráneo y la fotografía. Tienen que coincidir mínimo 10 puntos craneométricos para que se pueda dar la identificación.

Este trabajo, que a un antropólogo forense le toman de tres a dos semanas para realizarlo y al sistema le toma cinco minutos. Actualmente la PGJE no realiza este tipo de pruebas forenses porque no cuenta con el personal especializada, ni el equipo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios