25 de Abril de 2018

Cancún

Quintana Roo, demandante de créditos de la banca de desarrollo

La mayoría de los recursos fue destinada al sector turismo, seguido de comercio, servicio y minero.

La actividad turística es el principal motor económico del estado. (Redacción/SIPSE)
La actividad turística es el principal motor económico del estado. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Quintana Roo, demandante de créditos de la banca de desarrolloCompartir en Twiiter Quintana Roo, demandante de créditos de la banca de desarrollo

 

Susana Mariscal/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En Quintana Roo el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), la banca de desarrollo para el comercio internacional, fondeó créditos por el orden de los mil 680 millones de pesos, en su mayoría destinados al sector turismo, seguido de comercio, servicio y minero. De acuerdo a la Dirección General Adjunta de Banca de Empresa que dispone de información estadística, la mayor bolsa crediticia fue para 11 empresas que dispusieron una línea de crédito, por el orden de los 104 millones 342 mil dólares, lo que representa en moneda nacional más de mil 250 millones de pesos, financiando proyectos de inversión y el fin de empresas corporativas, esta última recibió una bolsa de 70 millones de dólares, el crédito más alto que se otorgó.
 
La información fue proporcionada por la Unidad de Enlace de Bancomext, en respuesta a la solicitud hecha ante el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), en el 2011 fueron 39 los créditos garantizados, de los cuales 22 eran del sector turismo. Préstamos que oscilaron desde los 500 mil hasta los tres millones de pesos los más bajos, en tanto los más altos que se otorgaron fueron de 15 y 20 millones para el sector turismo; mientras que los sectores de industrias manufactureras y de servicios son los que percibieron los créditos más bajos.
 
A través de 39 créditos en su mayoría para el sector turístico, comercio, de servicio, y otras industrias manufactureras, se otorgó un monto mayor a los 136 millones de pesos, dentro de ese grupo hay cinco créditos otorgados, pero en dólares (USD), desde los 600 mil hasta los dos millones, que en total son más siete millones 600 mil dólares (aproximadamente 90 millones de pesos) y que son enfocados de igual manera para el sector turismo. Esto significa que en total fueron alrededor de 226 millones de pesos que se otorgaron a través de estos 39 créditos garantizados, según la información desglosada en un cuadro y proporcionada por al Dirección General Adjunta Jurídica y Fiduciaria y la Subdirección Jurídica de Corporativa. 
 
Pero no se especifican las empresas que son beneficiadas, por ser considerada como una información confidencial, de acuerdo al artículo 14 fracción 1 y 2 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, relacionado con el artículo 117 de la misma ley y por ser información protegida con el Secreto Bancario. 
 
Pero además de esos 39 créditos, la Dirección General Adjunta de Banca de Empresa, el mayor monto que se otorgó fue en dólares, a siete empresas mediante líneas de crédito; de acuerdo a la información se especifica que de primer piso (banca de desarrollo) son 104 millones, 342 mil 724 en USD, que convertidos a pesos rebasan los mil 250 millones.
 
Dentro de este grupo, a una empresa se le otorgó casi el 70% de ese monto, es decir 70 millones de dólares, es del sector turismo. El producto financiero es el fin de una empresa corporativa, los otros créditos son para proyectos de inversión y capital de trabajo simple. 
 
En el segundo piso (banca comercial) están las cuatro empresas restantes, entre éstas destaca que una es del sector minero, los fondos son de igual manera en USD, aunque sólo se trata de casi 17 millones de dólares, en moneda nacional se trata de 204 millones. El monto más bajo que se otorgó dentro de este grupo es para el sector minero y el producto financiero es la pre exportación. 
 
Juan Manuel Peraza Peraza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que después del 2009 hubo una mayor apertura crediticia, tanto de la banca de desarrollo como la banca comercial, y en especial al final de la pasada administración federal; porque a diferencia de países europeos y del vecino del norte, la Unión Americana, en México sí se tenía certidumbre financiera por los resultados macroeconómicos, en el 2012 se sortearon problemas de crisis, cerró con crecimiento y estabilidad financiera, por lo que puede calificarse como un buen año.
 
Es la actividad turística el mayor estandarte de éste estado y su principal motor económico, por lo que es inevitable que la mayoría de los créditos estén enfocados a incentivarla, porque es vista como un producto exportable, se maneja como comercio exterior, considerando todos los tipos de insumo que se requieren para su operatividad. Por ello el líder de los empresarios no dudó que la mayor bolsa de créditos fue destinada para el sector turismo.
 
Pese a la apertura del último par de años, refirió que el gremio se maneja con tiempo referente a los créditos, pues no se trata de solicitar créditos porque sí, sino cuándo realmente se tienen proyectos productivos o planes de desarrollo. Peraza Peraza, agregó que hoy en día muchos empresarios están prevenidos para lo que depare el 2013, tomando en cuenta la incertidumbre que hay con el contexto internacional de las crisis financieras.
 
Sin embargo, el panorama que se vislumbra es de tranquilidad de acuerdo a los primeros pasos dados por el gobierno federal entrante, “México está fuerte, con la entrada del presidente Enrique Peña Nieto con decisiones importantes y por buen camino, como podría ser la reforma hacendaria”.
 
Los beneficios crediticios no sólo son para las empresas de comercio exterior o de turismo, sino que esta apertura se ha extendido para las pequeñas y medianas empresas a través de organismos como Nacional Financiera (Nafin), otorgando bastante apoyo; quizá lo único que haga falta para ayudar más a las empresas es que en este año puedan bajar las tasas de interés y así obtener mejores condiciones. 
 
De continuar el país con las condiciones macroeconómicas buenas y la apertura de créditos tanto de la banca comercial como de desarrollo, México podrá estar en condiciones de ser más productivo y poder aterrizar así proyectos de desarrollo integral y lograr direccionar mejor hacia que rubros se deban destinar más recursos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios