17 de Agosto de 2018

Cancún

En un vuelo le abrieron las puertas al paraíso

Hace 48 años, recibió una oferta de trabajo para construir un destino llamado Cancún.

La sociedad cancunense levantó la voz y entre ellos Lara Lara, para que las autoridades fueran personas residentes de Cancún. (Redacción)
La sociedad cancunense levantó la voz y entre ellos Lara Lara, para que las autoridades fueran personas residentes de Cancún. (Redacción)
Compartir en Facebook En un vuelo le abrieron las puertas al paraísoCompartir en Twiiter En un vuelo le abrieron las puertas al paraíso

Claudia Olavarría/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La espera del segundo hijo del matrimonio Lara Solís derivó en una oferta de trabajo que dio la oportunidad a Rafael Lara Lara de construir Cancún desde sus cimientos, ciudad que más tarde se convirtió en municipio al que ha visto nacer, crecer y está en constante desarrollo, y del que años más tarde sería gobernada por él.

La vida llevó a Lara Lara, fuera de su natal Hopelchén, Campeche, hacia Mérida, donde realizó toda su preparación académica como ingeniero civil, para luego tomar una especialización en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de donde salió para emplearse en la Secretaría de Obras Públicas (SOP) ahora Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la construcción de caminos y puentes, ahí trabajó una década hasta que se atravesó en su vida Cancún.

También te puede interesar:  ¡Llegan a Cancún! Elenco de 'Por Amar sin Ley' graba en el Caribe

Por el segundo embarazo de su esposa fue necesario llevarla a Mérida desde Tomatlán, Jalisco, por lo que él viajaba continuamente a verla y en abril, que estaba programado el nacimiento, tomó unos días más de lo permitido y en el vuelo de regreso, mientras preparaba un informe de actividades para su jefe, Manuel Morales Zacarías, su compañero de vuelo, le preguntó qué hacía y platicaron sobre sus profesiones y coincidieron en ser ingenieros.

En la plática escuchó por vez primera el nombre de Cancún y acto seguido tuvo una invitación a laborar en el proyecto Cancún, algo que lo entusiasmó, porque ya estaría cerca de casa en la Península de Yucatán, luego de 10 años en la costa del pacífico mexicano. Al llegar a la capital del país, se entrevistó con su jefe y le habló de la propuesta de trabajo y él le dio un “permiso” de seis meses, y si no estaba a gusto podía regresar a la SOP.

En el recorrido surgieron unos temas relevantes el 23 de junio del mismo año, en los que él opinó...

Morales Zacarías, director técnico de Infratur, se convirtió en su nuevo jefe, un tiempo estuvo trabajando directamente con él, con la promesa de ser enviado a Ixtapa, Guerrero o Cancún, pero fue hasta el 22 de junio de 1970, que llegó a Cancún en un viaje de supervisión de dos días. La llegada a Quintana Roo fue por aire directamente a Isla Mujeres, de ahí cruzaron hacia Puerto Juárez y de ahí en dos vehículos recorrieron una brecha (por la base militar) hasta Punta Cancún. En el recorrido surgieron unos temas relevantes el 23 de junio del mismo año, en los que él opinó.

“Tomaba nota de todo lo que me decían, trabajaba directamente para él, opiné sobre unos planteamientos que se presentaron y el ingeniero García de la Torre le dijo ‘deben dejar una persona aquí’, unas horas más tarde me dijo lo que en ese momento (Morales Zacarías) me dijo, ‘creo que te quedas un tiempo, y ya llevo 48 años’, porque para Cancún estaba contemplado un ingeniero reconocido por lo que escuchaba, pero nunca supe su nombre”, comentó Lara Lara.

La construcción del campamento de Fondo de Promoción de Infraestructura Turística (Infratur), el bulevar Kukulcán y la pista aérea para recibir aviones de D-C 6 y jets ejecutivos, fueron las tres primeras obras que construyeron en Cancún los ingenieros, arquitectos y trabajadores de la construcción que se dieron cita aquí hace más de cuatro décadas.

Personas residentes de Cancún

“Para mi Cancún y sus obras fueron una escuela, me sirvió de mucho porque cuando me gradué hice algunos trabajos de casas y topografía y luego pasé a los puentes 10 años, pero aquí había que hacer de todo porque no había absolutamente nada, pero sí una belleza excepcional”, recordó. De 1970 a 1976, Lara Lara trabajó para Infratur pero con el cambio de gobierno pasó a la iniciativa privada para que en 1978 se asociara con Rodolfo Páez Villaseñor y fundar Rafael Lara y Asociados.

La sociedad cancunense levantó la voz y entre ellos Lara Lara, para que las autoridades fueran personas residentes de Cancún, algo que llamó la atención de Mario Villanueva Madrid cuando fue electo candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez, quien al ganar invitó al entrevistado a trabajar con él y fue su secretario general un año, porque al siguiente, Villanueva Madrid se fue al Senado.

Cuando Villanueva Madrid ganó la gubernatura de Quintana Roo (1993-1999), lo invitó a ser parte de su gabinete y Lara Lara trabajó en la Secretaría de Finanzas y luego en la Secretaría de Gobierno, y posteriormente fue electo presidente municipal de Benito Juárez (1996-1999). El mayor reto como alcalde fueron las finanzas y gobernar tres años con un estricto plan de trabajo en recursos, que cumplió y sobrepasó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios