20 de Junio de 2019

Opinión QRoo

Isla Mujeres, un oasis inmune al sargazo y la inseguridad

Como un verdadero oasis en medio del desierto, de la desolación y de la desesperanza surge...

Compartir en Facebook Isla Mujeres, un oasis inmune al sargazo y la inseguridadCompartir en Twiiter Isla Mujeres, un oasis inmune al sargazo y la inseguridad

Como un verdadero oasis en medio del desierto, de la desolación y de la desesperanza surge Isla Mujeres, municipio que pareciera inmune a los dos grandes males que hoy carcomen la vida económica y social de todo lo que le rodea: Violencia y sargazo.

Y es que todos los municipios cercanos a Isla Mujeres como Benito Juárez, Cozumel, Solidaridad y hasta Tulum hoy son víctimas de ese flagelo delincuencial que ha trastocado la actividad turística, las inversiones y la misma vida de sus habitantes; mientras que el sargazo, esa alga que llega por toneladas a las cosas de Quintana Roo, ha ido dañando el arribo de visitantes.

Sin embargo, pareciera que en Isla Mujeres existe una aduana que no permite entrar a uno ni a otro, y que, gracias a ello, el gobierno de Juan Carrillo Soberanis mantiene su embarcación viento en popa, rumbo a buen puerto, protegido por una especie de estela.

Es así que, lamentablemente, mientras que otras localidades se debaten entre la vida y muerte (sin la menor exageración), buscando fórmulas o métodos para combatir estos dos grandes males que lo mismo ahuyentan turistas que inversión y hasta habitantes, en Isla Mujeres se denota la misma tranquilidad que siempre lo ha caracterizado.

Los medios nacionales y extranjeros recogen de Cancún, de Playa del Carmen, de Cozumel, sólo noticias alarmantes y preocupantes, y al mismo tiempo, en contraparte, sobresale la información amable, agradable como el hecho de que Playa Norte en Isla Mujeres sigue dentro del top ten de las playas más bellas del mundo, sin el menor resquicio de sargazo, sin el miedo por inseguridad.

Bien valdría la pena una justa promoción turística aparte para el municipio isleño, para que el turista nacional y extranjero sepa que Isla Mujeres se cuece en otra sartén, que aquí verdaderamente su integridad está a salvo y que podrá gozar a sus anchas del principal activo turístico de la zona como es el sol y el mar, sin el pestilente sargazo.

Y valdría la pena no sólo por la propia isla y por sus habitantes, que han sabido mantener la paz y la limpieza en este paraíso, sino también por el turismo que sigue buscando bellos lugares para vacacionar y que deben saber, deben conocer que Isla Mujeres es un lugar inmune a la inseguridad y al sargazo.

Esperemos que muy pronto los otros destinos turísticos de la zona norte del Estado -por ser éstos los más peligrosos y afectados por el alga marina- recuperen su belleza, su seguridad y ofrezcan al visitante la paz que los ha caracterizado.

Vale reconocer también la labor del gobierno local de Isla Mujeres, encabezado por Juan Carrillo Soberanis, por saber mantener el municipio en el camino de la paz, de la seguridad para su gente, así sin acciones estridentes ni alharacas que sólo confunden y hasta molestan a la población.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name