Año Nuevo 2020, la felicidad

Inicia un año y en consecuencia se cumplen 13 meses de un gobierno federal, prometedor...
|

Inicia un año y en consecuencia se cumplen 13 meses de un gobierno federal, prometedor, en campaña; sin embargo, únicamente se han realizado acciones en ¨beneficio¨ de los que aplicaron a los programas de pensión a adultos mayores con un monto de 2,550 pesos bimestrales, o sea, 1,275 mensuales que como complemento a los ingresos significa una ayuda para comprar dos kilos de tortilla.

Asimismo, los becarios para aprender un oficio, reciben 3,620 pesos mensuales que no resuelve su condición marginal pero con empeño y dedicación tendrán una oportunidad a futuro para encontrar un empleo y terminar su capacitación en la empresa contratante.

Desde luego, los ¨aumentos¨ al salario mínimo en aproximadamente 33 o 34 pesos, parece un avance para recuperar los ingresos per cápita, deteriorados por dos décadas con acuerdos paralelos a la inflación y que el trabajador perdió una enorme capacidad adquisitiva.

Todo parece ser un acto de justicia que es la mentira del régimen y los empresarios y obedece a las condiciones de firma entre Canadá, Estados Unidos y México, que no una homologación con los salarios de nuestros vecinos del norte; qué casualidad o causalidad en el entorno de un gobierno federal convertido en poder factico entronizado en el mesianismo característico cuando la sociedad oclocrática se vuelca de manera fanática sin reconocer aciertos o errores de quien gobierna en la República Mexicana.

Se dijo que el país iría por un rumbo diferente, económica, política y en pleno desarrollo con la 4T a pesar de infiltrados en Morena y con la venia del señor López Obrador; Bartlet exonerado, las imposiciones de Piedra Ibarra y en el máximo tribunal superior de justicia de la nación; la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) con pago de dineros de los contribuyentes; la refinería en Dos Bocas, el Tren Maya, etcétera, etcétera.

Se afirmó que los aumentos salariales no impactarían los productos y servicios pero quien va al mercado sabe que todo ha subido de precio entre un 20 y 30% y que las gasolinas no redujeron su costo por litro que hoy es de entre .28 y .60 centavos y el gas LP.

De uso regular se disparó de 20 a 40 pesos por kilogramo y las empresas gaseras siguen dando menos kilos o litros por tanque e incluso ciudades como Chetumal ya no cuentan con representación que atienda las quejas de consumidores de agua potable, gasolinas y gas.

Felicidades conciudadanos de este bello, hermosísimo país amado México que por décadas ha vivido al filo de la navaja, apretándose el cinturón, con la esperanza de un nuevo gobierno que ya llegó sin reconocer que la inseguridad in crecendo o creciendo, no fue compromiso de campaña y que la reelección no es para el maderista López, sino para quien designe; hoy sí que nos sacamos la lotería sin comprar billete. Felicidades porque todavía no tenemos recesión y… ¡Al tiempo!