11 de Diciembre de 2017

Cancún

'Rápidos y Furiosos 8' cumple las expectativas

En cuanto a la acción ésta cinta es espectacular; es una buena pieza de entretenimiento.

Vin Diesel mantiene el protagonismo, pero le roban cámara Dwayne Johnson y Jason Statham. (Contexto/Internet)
Vin Diesel mantiene el protagonismo, pero le roban cámara Dwayne Johnson y Jason Statham. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook 'Rápidos y Furiosos 8' cumple las expectativasCompartir en Twiiter 'Rápidos y Furiosos 8' cumple las expectativas

Por Rafael R. Deustúa

Las peligrosas carreras callejeras que dieron inicio a la franquicia apenas son ya un detalle nostálgico conforme sus personajes se convierten una especie de equipo de choque para el contraespionaje internacional, sin embargo esa evolución mantuvo viva la franquicia y mantiene los elementos que la hicieron atractiva: un elenco carismático e historias carentes de lógica.

Durante el robo de un pulso electromagnético en Alemania, por encargo del Sr. Nadie, la familia Toretto queda en shock cuando son traicionados por su líder, quién huye con el aparato y deja a Hobbs a merced de la policía. Aún tratan de entender lo que ocurrió se enteran de que Dom se alió con una peligrosa y bella terrorista cibernética, Cipher, pero desconocen porqué.

También te puede interesar: Iñárritu lleva la realidad virtual a Cannes

Esa sinopsis cubre el tráiler de la película, que muestra mucha acción pero guarda sorpresas -unas predecibles, otras no tanto-. El guionista Chris Morgan mantiene la esencia de sus personajes, según evolucionan de criminales callejeros a agentes internacionales, a sabiendas de que son la clave del atractivo del filme; el resto son pretextos para meterlos en desquiciadas secuencias de acción. Añade toques melodramáticos, un poco de telenovela mexicana, pero afortunadamente no abunda en ellos.

Por primera vez toma el volante F. Gary Gray, quién dirigió hace años “La estafa maestra”, con Mini Coopers realizando algunas hazañas. Como director no parece aportar nada a la serie, se limita a mantener las cámaras enfocadas y el resto son secuencias de acción surrealistas pero muy disfrutables.

Vin Diesel mantiene el protagonismo, pero le roban cámara Dwayne Johnson y Jason Statham. No se trata del tamaño de los músculos sino que los dos últimos tienen más expresiones faciales que Toretto. Michelle Rodríguez, Tyrese Gibson, Chris “Ludacris” Bridges y Nathalie Emmanuel cumplen en sus roles preestablecidos y parecen disfrutarlos, aunque no tanto como Kurt Russell y Charlize Theron.

En cuanto a la acción ésta cinta es espectacular pues es raro el momento distingues qué escena es real y cuál creación digital, lo malo es que se píerde emoción respecto a los filmes de antaño donde sabias que un doble de acción arriesgaba su vida por lograr una escena impresionante. La coreografía de acción es compleja muy buena, pero también donde se encuentran más errores de continuidad.

“Rápidos y Furiosos 8 (El destino de los furiosos)” es una muy buena pieza de entretenimiento, ya sea para cine o Tv.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios