12 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Reactivan empresarios norteños torres residenciales en Puerto Cancún

Las obras, con inversión de 18 millones de dólares, se llevan a cabo en ex propiedades de Michael Kelly.

Miguel Ángel Lemmus Mateos (izquierda) habla sobre la reactivación de dos de las cuatro
torres de 20 niveles en el desarrollo conocido como Puerto Cancún. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Miguel Ángel Lemmus Mateos (izquierda) habla sobre la reactivación de dos de las cuatro torres de 20 niveles en el desarrollo conocido como Puerto Cancún. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Reactivan empresarios norteños torres residenciales en Puerto CancúnCompartir en Twiiter Reactivan empresarios norteños torres residenciales en Puerto Cancún

Denis Ruiz/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Con una inversión de 18 millones de dólares, empresarios del norte del país anunciaron, a través del encargado del proyecto Bella Vista, Miguel Ángel Lemmus Mateos, la reactivación de la construcción de dos de cuatro torres de 20 niveles en el desarrollo conocido como Puerto Cancún, en tierras que eran propiedad del estadounidense acusado de fraude, Michael Kelly.

En conferencia de prensa, el experto inmobiliario comentó que con estos nuevos y modernos desarrollos residenciales verticales se acaparará a varios sectores poblacionales del mundo, como el de los conocidos como “Baby boomers”, los cuales suman 70 millones que están listos para invertir. Aunque aclaró que los clientes actuales son empresarios e inversionistas nacionales.
 
“Fui llamado para estructurar el proyecto de una de esas torres que es Bella Vista Towers, que es un proyecto de cuatro torres, que cuentan con acceso privado, alberca y todos los componentes de un hotel en un plan maestro y que a la fecha estaba detenida un poco su construcción”, dijo.
 
Lemmus Mateos expuso que están construidas dos, y se van a construir otras dos a mediados del 2013, por un grupo de inversionistas mexicanos de San Luis Potosí que se sindicaron a través de fondos los cuales son manejados a través de un fideicomiso.
 
“Son cuatro torres, hay dos que ya están construidas denominadas Be Towers y vamos a hacer otras dos, una ya está levantada la estructura y otra más que ya está el cimiento. El plan que tenemos es empezar la obra a mediados del año que entra, una vez que organizamos todo el esquema jurídico y empezamos a generar las ventas”, dijo.
 
Dijo que las dos torres que ya están terminadas tienen un total de 100 condominios, de los cuales 70 ya están vendidos y sólo faltan 30 por colocar.
 
Las otras dos torres, que igualmente constan de 100 condominios, arrancará su edificación en 2013, ya se tienen pre vendidas como 50, por lo que faltarían otras 50 más por vender. El costo de inversión para reactivar estas dos nuevas torres es de 18 millones de dólares.
 
“Vamos a darle satisfacción a aquellos compradores que estaban retrasados, que habían comprado y que no se habían terminado los condominios, vamos a resarcir el proyecto en un fideicomiso”.
 
Referente a inversiones similares que se han aplicado en años anteriores, el entrevistado recordó que hay otros 103 proyectos de residencial plus, y 86 residenciales en toda la Rivera Maya y Cancún, los cuales se han planeado desde el 2005 al 2010.
 
Declaró que esta oleada de inversiones se ha dado principalmente por la violencia que se ha reportado en el norte del país, lo que provocó que inversionistas y empresarios vean a Cancún y la Riviera Maya como lugares con futuro.
 
Pese al número de proyectos que se realizaron en esa etapa, estimó que para los próximos dos o tres años sean muy pocos de este tipo de construcciones, si no “se van a consolidar y absorber los proyectos ya existentes”.
 
“Saldrán tres torres más verticales en Puerto Cancún, saldrán unos dos proyectos más en la Riviera Maya, otro más en Playa Mujeres, todo depende de la confianza que se sienta cuando el mercado empiece a venir este invierno, vamos a ver cómo reacciona el mercado”, dijo.
 
Michael Eugene Kelly Hodgson tenía varias propiedades en Cancún, además de hoteles y otros inmuebles como yates y casas, producto del millonario fraude a cientos de jubilados estadounidenses con el que se enriqueció por más de 419 millones de dólares.
 
Estos bienes fueron embargados por el gobierno estadounidense para resarcir el daño realizado a los afectados, y entre las propiedades aseguradas estaba la torre Bella Vista, ubicada en la avenida Bonampak. 
En ese entonces las dos primeras torres estaban construidas, la tercera en obra negra, y la cuarta estaba detenida y requería al menos 11.8 millones de dólares para reactivar la construcción.
 
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios