18 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Estricto control ambiental en talleres mecánicos de Bacalar

Son 30 de un total de 32 negocios los que cumplen de forma adecuada las normas ambientales del estado.

Una empresa privada de Veracruz es la encargada de recolectar cada tres meses desechos originados en los talleres de la comunidad. (Carlos Horta/SIPSE)
Una empresa privada de Veracruz es la encargada de recolectar cada tres meses desechos originados en los talleres de la comunidad. (Carlos Horta/SIPSE)
Compartir en Facebook Estricto control ambiental en talleres mecánicos de BacalarCompartir en Twiiter Estricto control ambiental en talleres mecánicos de Bacalar

Carlos Horta/SIPSE
BACALAR, Q.Roo.- Son 30 de un total de 32 talleres mecánicos los que cumplen estrictamente con las normas ambientales del estado, según el padrón que fue tomado hace tres meses por la Dirección de Ecología y Medio Ambiente.

A los dos restantes se les aplicaron las respectivas sanciones y multas, y una vez solventados los inconvenientes y con documentación en regla, se encuentran a punto de reabrir sus puertas con apego a las normas ambientales.

Una empresa privada del estado de Veracruz, denominada Ecol-Sur es la encargada de recolectar cada tres meses desechos originados en cada taller de la comunidad  y  se encomienda en procesarlos para minimizar el impacto ambiental, afirmó el encargado de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente de Bacalar, José Cruz Terrones Rivera.

La clausura y multa económica fueron las acciones inmediatas que se tomaron al ser detectados el par de talleres que no cumplían con los ordenamientos establecidos para el manejo y deshecho de aceite quemado, filtros y demás desperdicios que genera este tipo de negocios.

Consecutivamente se les impartió una plática de concientización a los propietarios sancionados para que, de manera correcta, hagan uso de los procedimientos para desperdicios que tanto dañan el manto freático y al ecosistema en general.

Estos establecimientos sancionados tuvieron situaciones similares, ya que por la inadecuada construcción de sus talleres, el aceite se esparcía directamente hacia la tierra, lo que causa un perjuicio severo al subsuelo, añadió Terrones.

En contraparte, el propietario de un taller mecánico, quien decidió mantenerse en anonimato porque no cuenta con la documentación adecuada de funcionamiento, manifestó que en su caso no contrata ninguna empresa para la recolección de sus residuos, ya que el aceite quemado tiene un valor, y es colocado entre carpinteros que lo usan para curar las maderas con las que trabajan, generalmente en la construcción de palapas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios