Playa del Carmen: Rechazan proyectos por 24 mdp cerca de las costas de Tulum

Un par de particulares pretendía construir dos desarrollos inmobiliarios con fines turísticos.
|
Los proyectos se pretendían construir en la bahía Solimán. (Octavio Martínez/SIPSE)
Los proyectos se pretendían construir en la bahía Solimán. (Octavio Martínez/SIPSE)

La Semarnat negó la autorización para construir dos desarrollos inmobiliarios con fines turísticos cerca de la costa en Tulum, donde un par de particulares buscaban invertir más de 24 millones de pesos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó, por medio de la Gaceta Ecológica, que ambos proyectos emitidos desde el año pasado no aplicaron para llevarse a cabo.

También te puede interesar: Semarnat permite construcción de un hotel clausurado por burlar la ley

El primer proyecto se denominó Villa Solimán, promovido por Guillermo Gastón Díaz Mier y Terán. Éste consistía en la preparación, construcción y operación de una villa de descanso unifamiliar localizado en la bahía Solimán, a 15 kilómetros de Tulum sobre un predio de una superficie de 750 metros cuadrados.

El promovente inició con la gestión de permisos el pasado 27 de febrero con la emisión de una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ante la Semarnat. Pasó por 23 movimientos administrativos, en la que se le atendieron dos suspensiones.

Dicho particular pretendía invertir 11 millones 800 mil pesos y buscaba generar 16 empleos directos durante 12 meses de labores en el sitio.

El segundo proyecto se denominó Villa Moloch, promovido por Renfer S.A. de C.V., el cual consistía en la construcción y la operación de una villa de descanso, igualmente en bahía Solimán, a un lado del predio del primer proyecto.

El promovente emitió la MIA el 27 de febrero de 2019 y pasó por 23 movimientos administrativos, entre los que destacan dos suspensiones por diversas irregularidades detectadas en cuanto a la emisión de datos.

El particular, en este caso, pretendía invertir 12 millones 278 mil pesos, además de la creación de 17 empleos directos durante 12 meses que iban a durar las labores de construcción.

De acuerdo con las Mia de ambos proyectos, estos pretendían aprovechar predios de más de más de 900 metros cuadrados con áreas de aprovechamiento del 38%, en donde hay flora y fauna de diferente endémica de la región, para lo cual proponían medidas de mitigación del impacto ambiental, como la reubicación de las diversas especies que en los predios habitan.