25 de Junio de 2018

Opinión QRoo

Reclamos sobre ruedas

Había que festejar. Así lo consideraron los integrantes del movimiento ciudadano opuesto, por obvias razones y sobrados motivos, a los destrozos en la ciclopista de la Zona Hotelera...

Compartir en Facebook Reclamos sobre ruedasCompartir en Twiiter Reclamos sobre ruedas

Había que festejar. Así lo consideraron los integrantes del movimiento ciudadano opuesto, por obvias razones y sobrados motivos, a los destrozos en la ciclopista de la Zona Hotelera de Cancún, donde el Fondo Nacional de Turismo había autorizado la construcción de un estacionamiento a favor de cierto empresario, lo que finalmente no se concretó.

La manifestación espontánea, la interlocución eficaz con actores del Ayuntamiento, la clausura de la obra y la reparación del tramo afectado, fue una “auténtica victoria ciudadana”, calificó Tiziana Roma Barrera, una de las promotoras, pues la celebración encierra un simbolismo mayor: cuando los habitantes se unen, consiguen logros mejores.

Esta última enseñanza no es exclusiva para la ciclovía, disfrutada por miles de cancunenses y visitantes como un “parque lineal”, sino que sirve además para luchar por otros espacios públicos en litigio, abandonados o usufructuados por determinados grupos, donde han arrasado para levantar desde oficinas hasta iglesias.

Por todos ellos se debe alegar. Ahí están de –malos- ejemplos el Ombligo Verde, los parques de las regiones 200 o polígonos completos en las colonias de reciente creación. Lo mismo en otros municipios, donde la explosión demográfica ha intentado emplearse como excusa para invadir territorios.

Ocurre un hecho que debe destacarse por su trascendencia: está sirviendo de motivación para que ciudadanos  de otras ciudades protesten contra los aparentes responsables de los accesos a playas obstaculizados, la devastación en áreas con riqueza incalculable o la masacre indiscriminada de animales con el pretexto de una óptima salud pública.

Y sucedió, también, en un contexto oportuno: cuando la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Congreso del Estado solicitaba revisar la construcción de ocho ciclopistas más, que costaron 230 millones de pesos, pero que pudieron construirse con el 20% de dicha inversión, según el diputado panista Fernando Zelaya.

De acuerdo con el legislador, estas obras se convirtieron en “las preferidas por los alcaldes para desviar recursos”, por lo que prevén revisar los pormenores, entre otras, de la de Cancún, en Avenida Guayacán; la de Felipe Carrillo Puerto, en el primer cuadro; la del bulevar capitalino, así como otras tres en Playa del Carmen.

Porque aunado a que pudieron alterar costos y no cumplir la planeación requerida, fueron presentadas como logros de las anteriores administraciones y como supuesto beneficio para el ciudadano, en el sentido de que representaban recreación y esparcimiento. Pero las faenas resultaron incompletas, exhiben tramos intransitables y hoy lucen desatendidas.

El movimiento ciudadano de Cancún podría replicarse en aquellos municipios, ya que aun cuando la naturaleza de los problemas es distinta, sobran puntos de coincidencia en torno al deseo de recuperar los espacios de todos en manos de unos cuantos, la queja creciente contra las irregularidades y la búsqueda de sanciones contra los culpables.

Desorbitado

Jesús Pool Moo, subsecretario de Gobierno en la Zona Norte, reveló que durante 15 años no ha habido un plan de vivienda en Quintana Roo, principalmente dirigido a Benito Juárez, Solidaridad, Othón P. Blanco, Tulum y Cozumel, donde no dejan de aparecer los asentamientos irregulares debido al crecimiento poblacional encabezado por migrantes de otros estados y países.

En esos predios carecen de alumbrado, agua potable, drenaje, recoja de basura y seguridad, lo que detona otros inconvenientes para el progreso de las familias.

Es momento de corregir el error político-administrativo y reivindicarse implementando una política pública integral.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios