21 de Septiembre de 2018

Chetumal

¡Entérate! Regalan sonrisas a niños de comunidades rurales

Los hermanos Peniche Quintero recolectaron juguetes para donarlos.

Los hermanos lograron juntar los juguetes, gracias a las donaciones de sus compañeros de la escuela y empresas como Novedades Chetumal. (Foto: Ángel Castilla  / SIPSE)
Los hermanos lograron juntar los juguetes, gracias a las donaciones de sus compañeros de la escuela y empresas como Novedades Chetumal. (Foto: Ángel Castilla / SIPSE)
Compartir en Facebook ¡Entérate! Regalan sonrisas a niños de comunidades ruralesCompartir en Twiiter ¡Entérate! Regalan sonrisas a niños de comunidades rurales

Ángel Castilla  / SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Con el único propósito de brindar un poco de alegría a niños de escasos recursos, los hermanos, Mildred, Yuliana y Fernando Peniche Xool, obsequiaron mil juguetes en Laguna Guerrero, Raudales, Calderitas y Luis Echeverría.

Acompañados de sus padres, Fernando Peniche Quintero y Fany Xool López, su abuelo, Ramiro Xool Cocom, los hermanos, con la emoción reflejada en sus rostros partieron la mañana de ayer a realizar la entrega en dichas comunidades.

Los juguetes se lograron juntar, gracias a las donaciones de sus compañeros de la escuela, empresas, entre estas Novedades Chetumal, que les ayudó a cumplir con la meta este año.

Después de dos meses de recolecta, Mildred Sugey, con 13 años, indicó que lograron llevar los juguetes a los niños de las comunidades gracias a la participación de todos sus compañeros de la secundariaArmando Escobar Nava”, quienes se sumaron a este importante esfuerzo.

“Es una iniciativa familiar que hemos hecho en años anteriores, aunque con pocos juguetes que los llevamos a las galeras en la ribera del río Hondo, y desde hace tres años lo hacemos de forma masiva”.

Yuliana, de 11 años, estudia el sexto año de primaria, precisó que ya son 10 comunidades las que han recorrido y han repartido 10 mil juguetes a igual número de sonrisas de pequeños, Fernando de siete años, que va en primero de primaria, se abraza a sus hermanas.

Sus papás, Fernando y Fany, agregaron que durante los recorridos sus hijos se divierten y disfrutan de la compañía de los niños y que el motor que los impulsa a continuar con este ejercicio es la alegría y satisfacción reflejados en los rostros de Mildred, Yuliana y Fernando.

El abuelo dijo que mientras Dios le otorgue fuerzas para acompañar a sus nietos, continuará llevándolos en su camioneta, sin importar o pensar en lo que invierte para efectuar esta labor altruista.

El recorrido inició a las nueve de la mañana y tuvo una duración de seis horas, “no sentimos el cansancio, queremos seguir, pero, ¡se nos acabaron los juguetes!”, finalizó muy efusiva Mildred Sugey, en compañía de sus hermanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios